Una receta de carne fácil y rápida

Llevo mes y medio sin escribir… mes y medio en el que he trabajado a lo bestia y han pasado muchas cosas en mi vida profesional, que prometen cambiarla –y mucho-. Son buenas noticias y espero poder compartirlas con vosotros muy muy pronto. Mientras, he estado pensando en recetas de esas fáciles y ricas.

El otro día subí a Stories (Instagram @a_mesa_puesta) una cena de cumpleaños, en el que salía una carne rosadita y bien cortada. Al día siguiente me encontré a mi amiga Blanca, que le había hecho pantallazo a la foto de lo que le había gustado la idea. Pues bien, tengo buenas noticias, porque la carne es FACILÍSIMA y se hace en nada.

Este post me pilla de vacaciones en casa, así que he rescatado las fotos de hace mil, cuando la hice por primera vez (después de esa la he hecho unas 5 o 6 veces más, es muy socorrida). No lo subí porque la pieza que me dieron tenía un nervio muy feo en el centro, pero os aseguro que estaba igual de rica. Yo la hago con rabillo de cadera, pero podéis hacerla con solomillo o lo que más os guste.

Ingredientes para 4 personas que coman bien

  • Una pieza de rabillo de cadera
  • El zumo de un limón y medio
  • Dos hojas de laurel
  • Dos clavos
  • Aceite de oliva

Preparación

  • Salpimentamos la carne y la dejamos macerando con el zumo de limón (lo que podamos, un par de horas está bien).
  • Escurrimos la carne y reservamos el zumo de limón para luego. Ponemos una sartén  a fuego fuerte con dedo y medio-dos dedos de aceite. Cuando esté caliente sellamos la carne. Una vez sellada retiramos la carne y dejamos templar un poco el aceite.
  • A continuación ponemos 4-5 dientes de ajo (a los que le habremos dado un golpe con la piel puesta, para abrirlos un poco) en la sartén, junto con el zumo de limón, los ajos, el laurel y los clavos. Ponemos la carne y la dejamos 4 minutos por cada lado, tapándola entre vuelta y vuelta. Con este tiempo se queda rosita. LA CARNE QUEDA IGUAL DE BIEN SIN LOS AJOS, así que podéis prescindir de ellos si queréis. A mi a veces casi me gusta más sin ellos.
  • Sacamos la carne, la fileteamos finita y ponemos la salsa en una salsera.

Fácil verdad? Siempre triunfa, está tirada y gusta muchísimo! Muy socorrida. Podemos ponerles patata gvitarra de acompañamiento. Ñam!

20150913_134430.JPG

20150913_13462320150913_141123

y esta fue la preciosa mesa que puse en la terraza (en su día) para la ocasión:

20150906_210440_lls

The Table By: un restaurante en el que rota el cocinero

The Table By es un restaurante pop-up de máximo nivel, que trae a Madrid grandes cocineros distribuidos por la geografía española durante un plazo de seis semanas. Se lo traen todo: la mayoría de su equipo, sus productos, su decoración… eso nos permite a los madrileños disfrutar en casa de platos que solo estarían disponibles viajando.

Ya estuve el año pasado cuando abrieron, pero entonces no tenía blog. Por eso llevaba tiempo esperando para volver y contaros la experiencia, y qué mejor ocasión que con Andreu Genestra, uno de mis cocineros preferidos.

Le conocía porque estuve hace un par de veranos en su restaurante de Mallorca antes de que le diesen la estrella michelín, y me encantó. Es verdad que el restaurante de Mallorca tiene muchísimo encanto, pero ha conseguido crear en The Table By un conjunto armonioso y elegante, que transmite serenidad y que invita a quedarse tomando una copa.

Claramente, Andreu aboga por el producto local mallorquín en una cocina que, para mi gusto, combina muy bien tradición e innovación. Los platos tienen toques sorprendentes, pero también sabores de los de siempre. Pedimos un vino de su propia cosecha, que nos encantó.

Elegimos el menú corto (suficiente desde mi punto de vista), y lo primero que nos sirvieron es el pan (partido con las manos, que dejaron sobre unas piedras calientes para mantenerlo a temperatura –todo un detalle), junto con un aceite de sabor intenso, hecho por ellos también. Me gusta la idea de que saquen sus productos de su propia huerta (¡de seis mil metros cuadrados!), que tienen al lado de su restaurante.

Andreu-13
Fotografía de Juan Rayos, el aceite lo sirven igual

 

 El menú estaba compuesto por dos aperitivos, dos platos y un postre.

Como aperitivo nos sirvieron porex de canela (una especie de merengue) con tartar de olivas y un pan de leche de clavo con butifarra de cerdo negro e higos. El pan de leche inolvidable. Buenísimo.

 

Seguimos con una especie de tartar de navaja, acompañado de tuétano, ensalada y naranja, y rociado con leche de avellana, pimienta e hinojo.

 20151119_203444

A continuación llampurga con hierbas aromáticas con su guiso de anguila, acompañado de lentejas fritas y jugo de tap de cortí. Mucho sabor, buenísimo.

 20151119_205049

Finalmente tomamos cochinillo de Porc Negre de Can Company… doce horas de cocción. Muy tierno, se deshacía en la boca. El acompañamiento de alcachofa, risotto de patata y salsa de huevo casaba a la perfección.

 20151119_211043.JPG

De postre un helado de coco con lo que parecía ser un crujiente de galleta y cacahuete. Para los que se llevan mal con el lácteo, tienen otra versión del postre, con sorbete de mandarina que está de escándalo.

20151119_213243

Esta temporada -además de Andreu Genestra- pasarán por aquí Javier Olleros, Begoña Rodrigo, Oriol Ivern y Xanty Elías, de los restaurantes Culler de Pau, La Salita, Hisop y Acánthum; que vendrán desde Pontevedra, Valencia, Barcelona y Huelva.

Podéis consultar la trayectoria de Andreu Genestra y conocer su restaurante Mallorquín aquí

Menú corto 45€, y el largo 60.

Muy recomendable.

The Table By

Dirección: Hotel Urso, Calle de la Beneficencia, 15, Madrid

http://thetableby.es/es/

Reservas aquí  o en su teléfono: 615 36 79 17