Vinos buenos por menos de 10 euros

A todos nos gusta el buen vino, pero no dejarnos una pasta en él, sobre todo si: a) bebes a menudo b) invitas a mucha gente a casa. Yo creo que cumplo las dos condiciones. Sobretodo el tema de invitar a cenar o comer… no soporto los vinos peleones, y cuando somos muchos en casa las botellas caen como pipas, y hasta que no me toque el euromillón, de momento no puedo permitirme invertir en vino para 30. Por eso, esta recopilación de vinos es un lujo que pienso guardar, y nada mejor que compartirlo aquí con vosotros.

foto-vinedos-bodega

La historia de la lista empezó este verano, cuando mi padre me contó que un amigo suyo -auténtico forofo de la comida y el buen vino- invitó a todos sus amigos a cenar a su casa con la única condición de que llevasen un buen vino pero ¡ojo! por debajo de los 10€.

El caso es que los asistentes se empezaron a picar y a darle vueltas a la cabeza, y la cena –por lo que me contaron- fue un éxito. Cuando empecé el blog tenía claro que quería hablar con el amigo de mi padre para que soplase los nombres de los vinos… y el otro día recibí su correo. Desde aquí, gracias.

A su lista he añadido alguna aportación personal, vinos que me han gustado como aficionada que soy, y parte de la selección que hizo en su día Quim Vila, que tenía bien guardada. Quim es un auténtico experto en vino, y ha sido galardonado por la Academia Española de Gastronomía con el Premio Víctor de la Serna 2006, nombrado Personaje del mundo del vino 2007 por Verema.com (una de las comunidades de aficionados al vino más influyente en España), y con la Medalla al Mérito Agrícola Francés otorgado por el Ministerio de Agricultura francés, entre otros muchos galardones.

Dicho eso, aquí está La Lista, con vinos distintos a los que solemos conocer. Teniendo en cuenta que están por debajo de los 10€ no están nada mal. Los podéis encontrar todos en: vilaviniteca.es, gourmethunders.es, badeboca.es y Lavinia.es.

Tintos

Perelada 5 Finques Reserva 2006. D.O. Empordà. Combinación de fruta madura y especias. Vino potente y estructurado. Precio 9,90€.

Domine du pegau cotes du rhone 2011, del Ródano, Francia. Muy recomendable y con una alta puntuación. Precio 10€ en gourmethunters.es.

Orto vins 2012. D.O. Montsant. Vino potente y con volumen, tiene una buena acidez que le aporta frescura y definición e invita al siguiente trago. Final largo con recuerdos frutales. Precio 9,10€.

Niepoort Dao Rótulo 2013. D.O. Dao, Portugal. Precio 9,75€.

Las rocas de san Alejandro 2012. D.O. Catalayud. Tiene mucho volumen, su paso es sabroso con recuerdos de fruta roja. Acidez muy bien equilibrada. Final muy largo y ligeramente amargo. Precio 7,85€.

Muga Crianza 2008. D.O. Rioja. Precio 7,95€.

Augustus cabernet sauvignon-merlot 2009. D.O. Penedès. Precio 8,80€. Vino elaborado con la uva situada en la antigua Vía Augusta romana que cruza el Baix Penedès y que da nombre a esta bodega.

Pago de Capellanes 2013. D.O. Ribera del Duero. Precio 10,25€.

Jarrarte 2014. D.O. Rioja. Maceración carbónica. Es el tinto joven en la gama que presenta Abel Mendoza. Muy equilibrado en boca, sensación de frescura y melosidad. Precio 6,15€.

Mas Picosa 2010. D.O. Montsant. El vino ecológico de la bodega de Capçanes, la mejor cooperativa del país.

Celler Cecilio Negre 2009. D.O.Q. Priorat. Precio 9,90€. Pequeña e histórica bodega de Gratallops.

Blancos:

Marqués de Alella Clàssic Pansa Blanca 2010, D.O. Alella. Precio 6,60€. Elaborado con la variedad autóctona de la Denominación de Origen Alella.

Abadal blanc 2011. D.O. Pla De Bages. Precio 7,90€. Chardonnay, sauvignon blanc y picapoll blanco.

Pardas Rupestris blanc 2010. D.O. Penedés. Precio 7,90€. Xarel·lo, xarel·lo vermell, malvasía de Sitges y macabeu, procedente de viticultura ecológica.

Mas Candí Desig 2010. D.O. Penedés. Precio 7,90€. Pequeña bodega.

L’Indià 2010. D.O. Terra Alta. Precio 9,70€. 100% garnatxa blanca.

Castell del Remei Oda blanc 2010. Precio 9,40€. Chardonnay y macabeu con 8 meses en roble francés y americano.

Viñas del Vero 2014. D.O. Sotomontano, Gewurztraminer (9,40€), elaborado con uvas seleccionadas procedentes de un sólo viñedo, en este caso, uva gewürztraminer del pago “El Enebro”. Un vino aromático, floral y sugestivo.

¡Nos os podréis quejar de que no tenéis para elegir!

A disfrutarlos.

 

 

Planes para un fin de semana molón en Madrid

Hace poco mi hermana me llamó para contarme que venía a Madrid con su futuro marido inglés, y me pidió sitos originales en los que poder pasar un finde cultureta con él. Aunque aún está aprendiendo español, mis recomendaciones fueron las siguientes:

Viernes

Empezaría el finde con una visita al Microteatro. Seguro que alguno ya lo conoce. Para los que no, el Microteatro es un antiguo burdel en Malasaña que tiene un bar en su parte de arriba y cinco salas de teatro (muy) pequeñas abajo. Las obras duran unos 10 minutos, no caben más de 10 personas y puedes tomarte una copa/cerveza durante la actuación.

20140302211700021659_micro3

La gracia está en que puedes ver varias obras en una hora mientras te tomas una copita y un aperitivo, sin tener que dedicar el viernes entero a ir al teatro.

Os dejo la cartelera en su web http://microteatromadrid.es/la-programacion/

Dirección: Calle de Loreto Prado y Enrique Chicote, 9, 28004 Madrid
Teléfono: 915 21 88 74
Horario · 19:30–23:00

Tras la actuación y picoteo, pondría rumbo a tomarme unos tacos en la siempre animada Pescadería. De los dueños de la Mucca, la comida está muy bien relación calidad-precio, la música lo suficientemente alta para animarte siendo viernes, y en la barra puedes acabar tomando una copa, ya que cierran tarde. Muy recomendables los tacos de rabo de toro. Suele estar lleno, así que mejor reservar o llegar tarde.

tacos-de-rabo-de-toro

http://lamuccacompany.com/la-pescaderia/

Dirección: Calle de la Ballesta, 32, 28004 Madrid
Teléfono:915 23 90 51

Sábado

Para los que les gusta el arte como a mí, el sábado por la mañana es un buen momento para pasar un día con Art Gallery Tour, que organiza recorridos guiados por galerías de arte contemporáneo con una experta en la materia, y que acaban con un vinito de apertivo para comentar el recorrido, todo por 23€. Los recorridos empiezan el próximo 14 de septiembre.

http://www.artgallerytour.es/fin-de-semana/

Por la noche, me escaparía a alguno de los conciertos que organiza la Fundación Olivar de Castillejo en sus jardines, en los que también se puede cenar de miércoles a sábado a la luz de las velas debajo de su pequeño bosque de olivos. El servicio es impecable, el precio muy competitivo (precio medio del plato 15€) y el entorno muy tranquilo.

unnamed-1

,jhjh

http://fundacionolivardecastillejo.org/

Dirección: Calle Menéndez Pidal, 3, 28036 Madrid
Teléfono:913 59 77 16

Domingo

Los domingos son días de cine. Si os apetece algo más especial, la cineteca del Matadero es muy buena idea. Si no lo conoces, te gustará su diseño:

cineteca-Matadero

La programación aquí: http://www.mataderomadrid.org/programacion/espacio/cineteca.html

Después del cine, nada mejor que irse a cenar algo. Si es verano, optaría por quedarme en la terraza de la Cantina del Matadero. Con sus guirnaldas de bombillas y mesas largas corridas, forman el tándem perfecto con la comida de Olivia Te Cuida.

IMG_2104

Si fuese invierno (qué narices, en verano también),  iría a comerme una hamburguesa a Costello Río, que está a cinco minutos andando del Matadero.

313R66471012324578

313R66551012942834

Hamburguesa%20Ibrica1054799454

Dirección: Plaza Gral. Maroto, 4, 28045 Madrid
Teléfono:914 73 72 05
Horario: 10:00–2:30

http://costellorio.com/

Un abrazo,

Paula

Destino: Marrakech

El año pasado tuve la suerte de pasar fin de año en Marrakech con mi familia. Con lo que me gusta planear a mí un viaje, idee un recorrido que nos permitiese conocer todos los rincones posibles de la ciudad, así que aquí os dejo el que sería mi plan perfecto para una escapada de fin de semana.

El año pasado tuve la suerte de pasar fin de año en Marrakech con mi familia. Con lo que me gusta planear a mí un viaje, idee un recorrido que nos permitiese conocer todos los rincones posibles de la ciudad, así que aquí os dejo el que sería mi plan perfecto para una escapada de fin de semana.

 Viernes

Llegada por la tarde y paseo por la plaza Djemma El Fna. Es un punto de encuentro precioso, centro de reunión y ocio de los habitantes y sus mercaderes. Es especialmente bonito cuando empieza a anochecer y la plaza se llena de luces, sonidos y puestecitos.

Cena en La Sultana. Nos costó encontrar el Hotel en el que se ubica esta preciosa terraza, pero desde luego mereció la pena. La comida estaba buenísima y el entorno parecía sacado de las mil y una noches. También es una muy buena opción para hospedarse, si entra dentro de nuestro presupuesto.

http://www.lasultanahotels.com/fre/marrakech, Dirección: Rue de La Kasbah, Marrakesh 40000, Marruecos, Teléfono:+212 5243-88008.

ambiance-au-restaurant

Se puede cenar abajo junto a la piscina (en mi caso fue así), o arriba en la azotea. Las dos opciones son perfectas:

DINER-PRIVE_sl

marrakesh-la-sultana-marrakech-286040_1000_560

La entrada al hotel:

La-Sultana-Marrakech-entree_l

La-Sultana-Marrakech-terrasses-nuit_l

Otra alternativa para cenar es el restaurante Le Tobsil, con comida tradicional rica y muy acogedor. (Dirección: Derb Abdellah Ben Hessein, R’Mila Bab Ksour, Medina, Marrakech 40000, Marruecos. Teléfono:+212 5244-44052, fotografía de Condé Nast)

LeTobsil_b

Archivo_iJZsB3VeXWApgOzSCWbs

Sábado

Tras desayunar, me perdería por la medina, declarada patrimonio de la UNESCO desde 1985. Pasearía por sus calles estrechas, negociaría alguna que otra compra, y después de comer en la Terraza Les Épices (www.terrassedesepices.com), acabaría con un tratamiento completo en Le Bain Bleu –no querréis salir de allí- Yo fui con mis hermanas a estos baños-hamman, en un callejón en mitad de la medina, y nos dejamos tratar con jabones, exfoliantes y baños calientes, que culminaron con un masaje con aceite de rosas y un té con dulces marroquís en una sala llena de plantas y flores.

Hammam02

index_05%20rec
jacuzzi07
Dirección: 2 Derb Sedra, Bab Agnaou | Kasbah, Marrakech, Marruecos. Número de teléfono: 212 24 38 14 28. www.lebainbleu.com

Tras esta relajante tarde, pondría rumbo antes del atardecer al campamento Scarabeo Camp. Scarabeo Camp es un conjunto de tiendas de tela ubicadas en medio del desierto, a unos 40 minutos de Marrakech, con una espectacular vista de las montañas, en las que el mejor plan es tomarse un vino rosado mientras se observa la caída del sol.

IMG_3269

2014_05_ScarabeoCamp_By_SvenLaurent_184_native

No hay más ruido que el del viento moviendo las telas de las tiendas y el de algún pastor que pasa por allí con sus ovejas. La única iluminación es la de las velas -colocadas por todas partes-, y la ducha no es más un cubo de plata con agua caliente que preparan al anochecer, para rociarte con un plato, al estilo bereber. Encienden algunos fuegos y te montan una tienda con una mesa preciosa y comida local.

2014_05_ScarabeoCamp_By_SvenLaurent_023_native_72

La mesa por la noche la ponen tal cual sale en la foto, con candelabros de plata y algún centro bonito. Me encanta cocinar comida marroquí, pero había un surtido de verduras con diferentes especias que no conocía y me gustó mucho, además de la clásica pastela, cuscús o tajine, que comimos a diario.

Camp Scarabéo

1496112_275406882608010_1826544447_o_72dpi

(http://www.scarabeocamp.com/).

Domingo

Tras desayunar en el campamento, volvería a Marrakech para hacer algo de turismo y terminar la maleta. Una buena opción sería visitar la Mezquita y La Madrasa de Ben Youssef, escuela coránica construida en el siglo XIV, que llegó a contar con hasta 900 alumnos. Fue destruida y posteriormente reconstruida por los saadíes. Es un ejemplo de arquitectura marroquí, con mosaicos y paredes revestidas de delicados labrados y techos de madera. Su visita no lleva demasiado tiempo, ya que normalmente consta de una vuelta por el patio de abluciones con una alberca central, una sala de rezos y algunas celdas de los alumnos.

Dónde hospedarse

La Mamounia

Mis padres ya iban cuando yo era pequeña. Recuerdo un menú enmarcado en una de las estanterías de casa. Es un clásico que ha sido restaurado recientemente, y que representa el lujo por antonomasia.

http://www.mamounia.com/es/marrakech.htm

p6-produits-22

Riad Abracadabra

Uno de los riads con más encanto de Marrakech. Está a tan solo 150 metros de la famosa plaza Jamaa el Fna y cuenta con ocho habitaciones. Está regentado por unos amigos españoles, tiene una relación calidad precio estupenda y un restaurante excelente.

404

Requena , Valencia 17 09 2009 VLC Enologia , Para Suplemento CINCO BARRICAS . Bodegas con vinyedos . EN LA IMAGEN : © 2009/photo : Vicent Bosch

Airbnb

Si vuestro grupo es grande, no descartaría alquilar una casa con Airbnb, como hicimos nosotros. Los precios son imbatibles y tuvimos muy buena experiencia, tanto con la casa como con los dueños:

11933440_10152604195102706_6046584516039743289_n

Espero que os haya gustado!

Un abrazo,

Paula

 

 

Palmeritas de hojaldre en 20 minutos

No son pocas las veces que me han preguntado por la receta de las palmeritas de hojaldre. Siempre que las llevo a la oficina y comento que son fáciles de hacer mis compañeros no me creen, así que aquí va la prueba de que es posible hacer unas palmeritas de primera en 20 minutos.

Las palmeritas de hojaldre son un complemento perfecto para meriendas o desayunos, y aguantan crujientes muchísimo tiempo si las guardamos en algún bote hermético. Así quedaron las mías:

DSC_0550

DSC_0542

Aunque hay millones de recetas para las palmeritas, voy a redactar el modo de hacerlas con todos los trucos que he ido aprendiendo con la práctica –que no siempre te cuentan-, y que me han ayudado a mi como aficionada que soy, aunque os recomiendo ver el vídeo del final (que por motivos de espacio he subido a Youtube) y que es bastante didáctico.

También voy a listar junto con los ingredientes todos los utensilios que vais a necesitar: no hay nada que me dé más rabia que comprar todo lo que necesito para hacer una receta y que a mitad del proceso pretendan que lo meta todo en un sifón (¿quién carajo tiene un sifón en su casa?). Así que aquí va. Más fácil imposible:

Ingredientes y utensilios

  • Lámina de hojaldre (yo lo compro hecho, el de Lidl está muy bien, aunque sirve el de cualquier supermercado. Lo ideal es comprarlo con forma rectangular, pero nunca lo encuentro y suelo utilizar uno redondo, que luego adapto como veremos a continuación). Alguna amiga me ha preguntado por el hojaldre congelado. Yo no lo he intentado nunca, aunque no creo que haya problemas si dejamos que se descongele correctamente.
  • Azúcar blanco (refinado normal).
  • Un rodillo. Si no tenemos rodillo podemos utilizar una botella de vino que esté a medias (para evitar que pese mucho) o cualquier botella lisa.

 Instrucciones

  • Precalentamos el horno. Para ello lo encendemos y ponemos a 200 grados. El “modo” dependerá de cada horno, pero en principio sería calor por arriba y abajo.
  • Extendemos la lámina de hojaldre, y dejamos por abajo el papel de horno que lo acompaña. Es conveniente que el hojaldre esté frío, dado que será más fácil trabajar con él. A medida que se calienta va poniéndose blando y es más difícil.
  • Si nuestra lámina de hojaldre es rectangular, ningún problema. Si es redonda, cortamos de un lado y otro y vamos pegando por los lados ayudándonos con nuestro rodillo o botella, hasta que consigamos un rectángulo. Es como jugar con plastilina, y no hace falta que esté perfecto. Yo siempre suelo tener prisa, así que podéis ver mi lámina retocada “de estar por casa”:
  • Con una cuchara sopera, echamos azúcar sobre la lámina de hojaldre, abundantemente, sin miedo. El único fallo que puede cometerse con las palmeritas es que se queden sosas.
  • Calculamos el centro de la lámina y metemos hacia dentro las esquinas derecha e izquierda de la lámina.
  • Ponemos más azúcar como antes sobre la lámina plegada, y repasamos con el rodillo. Consejo: para que las esquinas no se salgan hacia fuera y nos quede un rectángulo perfecto, es mejor amasar desde las esquinas hacia dentro.
  •  Volvemos a plegar las esquinas hacia adentro, ponemos azúcar y amasamos como en el caso anterior.
  • Falta el último pliegue, y en este caso pondremos los dos rulos que nos quedan uno sobre otro. Cuidado con que el centro no se nos rompa. Después del último pliegue nos quedará un rulo largo .
  • Ponemos azúcar por ambos lados del rulo y apretamos con las manos por encima del papel.
  • Cortamos el rulo con un cuchillo afilado, en láminas de aproximadamente 1 centímetro. Lo gordas que sean las palmeritas va en gustos, pero es aconsejable que todas tengas el mismo grosor para que tengan el mismo tiempo de cocción, sino algunas se tostarán antes que otras. Quedan así:

DSC_0539

DSC_0540

  • Se introducen en el horno caliente (200º) unos 10 minutos, y cuando están doradas se les da la vuelta y se vuelven a cocer durante 2 minutos más, y ya se pueden sacar. De todas formas, si no les damos la vuelta tampoco pasa nada (yo suelo tener prisa, las pongo solo por una cara y salen igual de ricas…). El tiempo dependerá de cada horno y de lo tostaditas que nos gusten. Yo las saqué así:

DSC_0548

Aquí la vídeo receta: https://youtu.be/Lxxot0hIDB0

La receta de hoy es la de las palmeritas de hojaldre clásicas (que son las que más éxito tienen –al menos en mi caso-). Si deseásemos bañarlas en chocolate, las instrucciones serían

  1. Ponerles menos azúcar para que no quedasen tan dulces.
  2. Derretir el chocolate (yo utilizo el de Nestlé Postres clásico) al baño maría o en el microondas. En este último caso, habría que ir derritiéndolo poco a poco, vigilándolo y removiéndolo cada minuto para asegurarnos de que no se nos queme.
  3. Bañarlas en chocolate. Respecto a este punto hay diferentes estilos. Después de probar muchos -y llenar mi cocina de chocolate unas cuantas veces- mis opciones preferidas son dos: 1) Poner una bandeja con rejilla (la del horno nos vale) con papel albal debajo para no manchar, poner las palmeritas sobre la rejilla y simplemente verter el chocolate por encima, intentando que el chocolate quede uniforme o 2) Con las manos, directamente, cogemos una palmerita, la bañamos por una cara y la ponemos a secar encima de papel de cocina. Si no tenemos papel de cocina el papel albal podría servirnos también.

 En el caso de las palmeritas de chocolate habría que dejarlas secar hasta que el chocolate se endurezca.

¡Espero que os gusten!

Lo último: una mesa tropical

Últimamente –y desde hace unos meses- no dejo de ver loros, palmeras, piñas, bambús… y un sinfín de alusiones a un estilo tropical años setenta que se lleva más que nunca. Me gustan este tipo de mesas, -a veces recargadas- en las que se combinan diferentes colores con las copas, flores o incluso el mantel, y en las que se huye de la sobriedad por las que suelen regirse las bodas.

mesa

Una de las últimas mesas que he visto de este estilo es la de la boda de Ana y Xisco que salió en el blog de Casilda se casa (casildasecasa.vogue.es), en el que combinaban una mesa de madera sin mantel con loros y vasos azul agua. Informal y precioso:

mesa casilda se casa

Por eso, estaba deseando publicar las fotos de las mesas de la boda de mi compañera María.

María y Pietro se casaron en Canarias, y –con mucho criterio- quisieron adaptar el estilo de las mesas al ambiente que se respira allí. Palmeras, helechos, piñas, flores y una increíble noche estrellada consiguieron una velada perfecta.

DSC_0586

DSC_0589

DSC_0591

DSC_0595 DSC_0744

Las palmeras se iluminaron en tonos amarillos y verdes, que junto con las velas de las mesas crearon un ambiente muy cálido.

DSC_0880 DSCF0442 M&P-boda-baja083

Me encanta a la mezcla del verde con los manteles de tela de saco:

M&P-boda-baja084

Toda la cartelería de la boda se la hizo Save The Date Projects (http://www.savethedateprojects.com/)

Invitación de boda vintage indiano colonial

Espero que os haya gustado tanto como a mí y os atreváis con mesas tropicales como esta.

Un abrazo,

Paula