Alma, un restaurante que no te puedes perder

La verdad es que hacía mucho que no cenaba tan bien. A todos nos sorprendió. Platos modernos pero con porciones perfectas. Sabores distintos pero bien combinados. Un toque asiático en algún plato, en su perfecta medida. Se salió el jabalí “emboscado” y el cordero, cocinado durante 12 horas a baja temperatura. Un diez a los dos platos.

Una decoración clásica, con un buen mantel. Un sitio donde se come bien (muy bien), sin ruidos ni música alta, con mesas separadas (no hay mejor lujo que el espacio), un servicio atento y un precio más que merecido.

IMG_6299

IMG_6301

IMG_6304

No hay menú degustación pero todos los platos estaban buenísimos. Me gustó la posibilidad de pedir medias raciones,  que te permite probar más cosas.

Empezamos con un aperitivo muy original: churros de patata y perejil con una salsa coreana un pelín picante y toque de chocolate. Muy conseguido.

 IMG_6305.JPG

Jabalí frío con la salsa de su reducción acompañado de coruja y espuma de remolacha. Uno de los platos que más me gustó.

 IMG_6306

Chopitos con huevo a baja temperatura, jamón y una crema de queso con algas. Lo mezclan todo y eso está de mojar pan…

 IMG_6308

Royal moruno de cordero lechal, cocinado a baja temperatura acompañado de cous cous de brócoli, con dos salsas, una especie de salsa de curry y otra de mostaza y miel (la oscura era más dulce y la otra más salada, mezcladas estaban buenísimas).

 IMG_6312

Gyoza de carabineros, sopa tensuyu y algas en tempura, muy sabrosas.

IMG_6311

Cassoulet, un guiso hecho con alubias blancas típico de la cocina del sur de Francia. Muy acertada esta versión ligera del plato.

 IMG_6310

De postre la milhoja de brownie, crema de nuez y té verde.

IMG_6313

Y para terminar torrija de cacao, lima kafir y coco. Todo muy light.

IMG_6314

Muy recomendable. Una relación calidad precio estupenda, con platos de mercado trabajados y una atención envidiable.

Dirección: Calle Sandoval, 12, Madrid.

Precio medio: salimos a 45€ con vino compartiendo entrantes.

Teléfono: 917 27 32 45

Su página web aquí.

 

 

 

 

BaniBanoo, un pedacito de Irán en Madrid

Los que me leéis a menudo ya conocéis mi afición por la comida de otros países. También es uno de los grandes motivos por los que me gusta viajar. Descubrir sabores y mezclas, nuevos ingredientes, costumbres… me parece francamente enriquecedor. Afortunadamente, en Madrid ya tenemos muchos sitios que nos permiten descubrir la gastronomía de casi cualquier sitio.

BaniBanoo es un restaurante muy coqueto de comida iraní, en la que su dueña, la encantadora y estilosa Bani, prepara platos típicos de su país. Abren solo para comer (de 8 a 17h) -yo estuve un sábado-, pero merece la pena conocerlo. Por 13,95€ puedes probar 3 de sus platos, todos deliciosos, en una suerte de plato combinado que incluye también bebida y café.

IMG_5446

IMG_5447

Hablando de bebida, no dejéis de pedir la bebida iranesa con agua, limón, pepino, miel y pétalos, súper refrescante y buenísima.

IMG_5455

IMG_5453

IMG_5452

IMG_5450

IMG_5451

Me gustó absolutamente todo lo que pedimos:

  • Albóndiga rellena de nuez y ciruela con salsa de tomate y azafrán; cuscús de menta con calabacín, queso feta, tomate y hierbas; y una especie de croqueta con queso y carne con una salsa agria. TODO buenísimo.

 IMG_5456.JPG

  • Potaje de espinacas con legumbres, un clásico de la comida iraní, perfecta para este tiempo; un arroz dulce con azafrán, piel de naranja, zanahoria, pistacho, almendra y pollo; y una tarta de calabacín y queso.

 IMG_5458.JPG

En definitiva, platos exóticos y deliciosos (adaptados al paladar Español) y local cuidado (abundan las flores, las mesas de madera y los libros e ilustraciones iraníes).

Podéis cotillear su página de Facebook aquí.

BaniBanoo

Calle Mártires Concepcionistas 19 (al final de Ortega y Gasset), Madrid

Teléfono (os recomiendo reservar): +34 810 521 127/ móvil: +34 676 364 643

Precio: 13,95€

Horario: 8,30-17h

 

 

La Barra Atlántica: el nuevo concepto de marisquería

Platos elaborados y ligeros, una presentación cuidada, sabores sorprendentes y camareros encantadores… es lo que encontrarás en Barra Atlántica, el nuevo local que han abierto Iago Pazos y Marcos Cerqueiro en Madrid tras el éxito obtenido en Santiago de Compostela.

El pescado les llega fresco desde Galicia, y lo trabajan de todas las maneras posibles. El local cuenta con una zona de barra bastante cómoda (soy bastante de barra, qué le vamos a hacer) y otra de mesas. También tienen un saloncito abajo para grupos.

Barra-Atlantica-759x500.jpg

IMG_4761

La carta es corta y te ofrecen un menú cerrado que enseguida te convence.

El menú empieza con guacamole y cebolla encurtida; navaja con lima y el jugo de su cocción (está hecha al vapor pero se sirve fría), junto con sedicornia, que es una especie de alga marina; y por último berberecho con lima. Presentan las cuatro cosas en una especie de papel:

 IMG_4763

Tiradito de salmonete marinado, con un acertado toque de aceite de oliva virgen y una presentación muy cuidada, buenísimo.

 IMG_4764

Empanada de listado (familia del atún) que se come con las manos. Tiene un toque crujiente fantástico.

 IMG_4765

Merluza con mayonesa cítrica, cebollino y sal gorda. Muy buena también, fresquísima.

 IMG_4766

Como somos de buen comer y nos gusta probar, acabamos pidiendo un plato fuera del menú: huevos a baja temperatura con espuma de patata y migas de chorizo. A pesar del nombre, resultaron bastante ligeras, como el resto de platos.

 IMG_4767

De poste una deliciosa manzana con lima.

IMG_4768

Barra Atlántica
Precio del menú: 25€
Dirección: Calle Gravina, 17, 28004 Madrid

Teléfono:619 15 57 94

 

 

 

Shuwa shuwa: el primer bar de sake de España

Descubrí Shuwa Shuwa anoche por casualidad, mientras volvía andando a casa tarde –para variar- con hambre y pocas ganas de cocinar. Me llamó la atención su escaparate, totalmente japonés, y las botellas de saque grandes situadas en fila en el interior. Ojee la carta por fuera, lo googlee (no había nada) y pensé ¿por qué no? Total, para eso tengo el blog.

Fue un acierto total. Nos atendió una chica japonesa encantadora, cuyos ademanes tranquilos, elegantes y algo tímidos sintonizaban a la perfección con el estilo del local: un espacio sencillo que transmite serenidad, decorado a base de líneas rectas, madera clarita y papeles de arroz, en el que suena una música japonesa de fondo muy relajante.

IMG_5110

IMG_5111

Me contaron que llevan 5 días abiertos, y que es el primer bar de sake de España. No sabéis la carta que tienen: afrutados, secos, espumosos, calientes, fríos… los hay de todo tipo.

El bar-restaurante cuenta con dos zonas: una a la entrada con taburetes y mesas altas, y otra al fondo con mesas. Me pareció todo bastante auténtico, lo que pareció corroborarse cuando al pasar a la zona de mesas nos encontramos grupos de japoneses cenando.

Todo el ritual empezó con una toalla caliente para las manos, muy en la línea de la obsesión de los japoneses por la limpieza. A continuación te dan a elegir un vasito para el sake, que te cambian al renovar la botella de sake.

IMG_5114

IMG_5121

Su carta es bastante variada y tienen buenos precios, con una filosofía de tapa japonesa. Me gustó bastante la idea del maridaje de las tapas con los diferentes sakes. También me encantó la presentación del sake, en una bandejita con hielo, y los platos de piedra.

IMG_5112

Tiene una carta auténtica que incluyen platos que se comen en las casas japonesas, y que no conocía. Pedimos un salmón maridado con nabo amarillo, salsa de soja y sésamo que se deshacía en la boca; unos Takoyaki (que son bolitas de harina y pulpo, exactamente iguales a los que se comen en Tokio); Buta no Kakuni (que es una especie de estofado de carne de cerdo con huevo, súper tierna la carne); niguiris de salmón, atún y erizo y de postre un bizcocho delicioso y ligero relleno de una especie de crema hecha con fresa natural.

Comida de calidad, recetas auténticas y un local sencillo y agradable. Repetiré sin duda.

Aún no tienen página web, pero sí Facebook: https://www.facebook.com/Shuwa-Shuwa-703476399783138/info/?section=hours&tab=page_info

Precio: el sake encarece bastante la cena, a pesar de que las tapas son baratas. Con dos botellas de saque de 30ml (que es bastante) fueron 40€ persona. Sin sake habríamos salido a 20€.

Localización: Calle Conde de Xiquena Nº 12

Teléfono: 911385460

 

 

 

 

 

La Vaquería Montañesa

El sábado pasado estuve con unos amigos bastante foodies en el nuevo restaurante de los dueños de La Carmencita y de Celso y Manolo. Como soy bastante fan de sus dos locales, tenía grandes expectativas respecto a su tercero, La Vaquería Montañesa.

Aunque lleva muy poco tiempo abierto, da la sensación de llevar rodando una temporada. Sus dueños han conseguido un ambiente neoyorkino y sencillo, de ambiente cosmopolita, con piezas finlandesas de los años 50 y una larga barra de mármol en la que se exhiben productos de temporada y terminan los platos.

Paso por allí casi todos los días, y no fue hasta hace poco que me contaron que en ese local habitaron hasta 1972 (en lo que fue La Vaquería Suiza) animales estabulados. Puedes conocer la historia –contada con mucha gracia- aquí

1449748436_429753_1449749382_noticia_normal

La-Vaqueria-Montanesa-02-759x500

La carta es parecida en algunas cosas a la de su hermano Celso y Manolo, solo que hay más plato y menos tapa. Como es costumbre en sus locales, los productos son de origen ecológico y fomentan la compra a pequeños productores, lo que se nota mucho en algunos casos (la tarta de queso del leche de vacas que solo producen 16 litros al día –para mí- fue el mejor ejemplo).

De aperitivo nos pusieron una crema de berenjena con tostadas muy buena. Como entrantes pedimos el “antipasti”, que se elige directamente en la barra (en nuestro caso pedimos zanahoria con queso, cebollitas confitadas, verduras a la brasa y quinoa con pepino y fresas), la ensalada de tomates (un must tratándose de este grupo de restauración) y rabas, que estaban sabrosas y muy bien fritas.

IMG_4673

IMG_4675

IMG_4678

IMG_4679

IMG_4681

IMG_4682

Seguimos con una merluza (dorada en la sartén y en el horno) que estaba en su punto de cocción y sal; pechuga de pollo rellena salteada con setas, romero y limón; pato con ensalada de rúcula y steak tartar (detalle que te lo den a probar de picante antes de servir). Todos los platos muy conseguidos.

IMG_4684

IMG_4685

IMG_4683

IMG_4686

Un poco flojos los postes, salvo la tarta de requesón que estaba francamente buena. Por ponerle un pero, quizá algo pequeña la ración, así que no es buena idea compartir.

IMG_4689

IMG_4690

Nos aconsejaron muy bien un vino de Madrid, muy recomendable.

IMG_4680

En conjunto, un local amplio, elegante y armonioso, que invita a quedarse, con comida ecológica, sabrosa y bien trabajada. Tengo la suerte de que está al lado de mi despacho, así que repetiré 100%.

 Dirección: Calle de Blanca de Navarra, 8, 28010 Madrid

Teléfono: 911 38 71 06

Pagamos unos 35€ persona.

http://lavaqueriamontanesa.es/

Guito´s: El cocido más casero de Madrid

Hace unos días un amigo me comentó que su primo -formado en la Escuela Cordon Bleu, entre otras- había abierto un restaurante y los miércoles ofrecía cocido. Pero no un cocido cualquiera. El cocido de su madre ni más ni menos. ¿Como suena eso de bien?

Guito´s es la definición de comida casera, recetas clásicas, un sitio que invita a quedarse y te hace sentir en casa. Tiene una terraza climatizada que te permite disfrutar de los días de sol invernales sin pasar frío, y está lleno de plantas y detalles.

Con esa presentación pusimos rumbo a Aravaca, con ganas -por mi parte- de saber si de verdad el cocido de su madre era tan bueno como decía. Solo puedo decir que me quemé la lengua tres veces de lo bien que olía y las ganas que tenía de tomármelo. Realmente bueno.

Se notan los ingredientes de calidad, la cocción lenta, ese color intenso, los aromas, la grasita perfecta… vamos, que repito la semana que viene sin dudarlo. También podéis pedir el caldo y los garbanzos todo junto (muy buena opción). Os dejo las fotos para que podáis deleitaros con ello.

IMG_3931.JPG

IMG_3932

FullSizeRender.jpg

IMG_3934

Además venden pan casero, hecho a diario en su obrador, a base de masa madre y alguna receta nórdica, como su pan de pipas que estaba de muerte.

Como además de cocido hay muchas otras cosas os dejo más críticas (todas buenas) aquí:

http://salivando.com/2015/03/10/restaurante-guitos/

http://coolandsecret.com/espacios/madrid/pozuelo-de-alarcon/restaurantes-y-tabernas/restaurante-guitos/

Dirección: C/ Blanca de Castilla, 5, 28023 Madrid

Teléfono:918 33 60 87

Tándem by Triciclo

Ayer fue el perfecto día de domingo. Quedé con unos amigos a comer en un sitio que me apetecía mucho conocer: Tándem. Es el hermano pequeño de uno de mis restaurantes preferidos, Triciclo. Había bastante expectación y no defraudó. 

Me levanté tarde, desayuné bien, hice algo de deporte, me di una ducha caliente, puse un buen abrigo, y cogí la bici hasta la zona de huertas, donde está Tándem.

Me encantó el local, pequeño y con encanto. Cristaleras a la calle, mesa larga de madera vieja, una vajilla bonita y una mesa sencilla. Encantadores los camareros y una carta bastante extensa. La podéis consultar aquí.

De picoteo pedimos mortadela trufada con foccacia, croquetas, burrata affumicata con tomate negro y albahaca y finalmente salmón marinado con pan sardo. De segundo steak tartar con huevo de codorniz (algo cocinado), el ceviche (muy rico), el bocadillo chino que estaba de llorar de bueno (panecillo al vapor con costillas de cerdo, pepino, cebolleta y hierbas), y la quesadilla de huitaloche, cebolla confitada, champiñones y panceta, que también estaba buenísima.

IMG_3774

IMG_3787

IMG_3792

IMG_3793

Pedimos un vino tinto de Madrid que nos encantó, Navaherreros 2012, muy mineral y que entraba de maravilla.

 IMG_3788

En definitiva, un sitio desenfadado y agradable, con encanto. Comida de mercado, trabajada pero sin pretensiones. Reservé a través de su web y me pareció muy práctico la verdad. Os dejo el link aquí

Tándem

Dirección: Calle Sta. María, 39, 28014 Madrid

Teléfono: 910 16 80 67

Precio medio: 30€ persona con vino y dos platos.

 

 

Hattori Hanzo: Una taberna japonesa con mucho rollo

El otro día repetí en un sitio que me gusta bastante. Hace tiempo que está abierto, y aunque hay alguna cosa que falla, me sigue gustando ir. La comida está muy buena y tiene un toque canalla que me encanta. Las luces rojas y las tarimas japonesas bajo suelo son definitivas.

Se aleja de cualquier otro japonés de Madrid, y refleja el Japón más callejero, de brochetas y cerveza. Una auténtica izakaya.

IMG_1822

untitled

De primero pedimos dumplings caseros de cerdo y nira con salsa de sésamo picante, y un Kakuni bao, un bollitos al vapor con panceta marinada a baja temperatura, pepino y salsa estilo hakata -BUENÍSIMO-.

IMG_1835

IMG_1834

De segundo langostino tigre en tempura con hoja de romble y salsa cremosa picante -muy rico también-, y ventresca de atún rojo.

IMG_1832

IMG_1829

También ofrecen kushiyaki –brochetas japonesas– de carnes y pescados hechos en Robatta o barbacoa japonesa que se preparan de cara al público siguiendo la tradición.

De postre unos dulces muy especiales de chocolate y té verde.

IMG_1838

Por ponerle un “pero” si te sientas en la parte de fuera o en la barra puede que luego huelas un poco a brocheta 😉

Dirección: Calle Mesonero Romanos, 17, 28004 Madrid

Teléfono:606 28 26 08
Precio medio: 25€.

 

 

La caleta: el mejor pescaíto frito de Madrid

Es uno de mis sitios preferidos, al que suelo ir cuando echo de menos mi tierra, Cádiz. Nada más entrar ya me siento en casa: el acento de los camareros, todos gaditanos, con su guasa habitual, la mesas bajas al estilo caseta, música de Camarón de fondo, los langostinos de Sanlúcar de aperitivo, paredes encaladas, ventanas de rejas, balcones con flores (de plástico) y hasta un mosaico de azulejos con la Virgen de las Penas… La Caleta se trae un trocito de Cádiz a Madrid.

La apertura de su segundo local ha sido el impulso definitivo para un restaurante en el que priman los papelones de pescaíto frito hecho al momento en aceite de calidad: salmonetes -de esos pequeñitos que ya no se encuentran-, puntillitas, boquerones ortiguillas, chocos, tortillitas de camarones o bienmesabe.

IMG_3131

IMG_3132

Hasta hace poco no había más que pescaíto frito y alguna ensalada (yo siempre pido la Piriñaca, con tomate, pimiento verde, cebolla y lomos de melva canutera), pero el cambio a un local mayor les ha permitido incorporar otros platos como el atún (que aprobó con éxito), guisos caseros (papas con choco, rabo de toro con garbanzos, berza gitana –que tanto me recuerda a mi abuela-), ensaladilla rusa, papas aliñás… No te puedes ir de allí sin probar la carne mechada, que está de locos, y además puedes pedir media ración.  Si pedís el atún y os gusta tirando a crudo pedidlo punto menos, al punto es hecho del todo.

Aún les falta por mejorar los postres… se salva el tocinillo de cielo, aunque siempre es una buena idea compartir un papelón de quesos payoyos (con leche de oveja o cabra de la Sierra de Grazalema) acompañados de cuadraditos de membrillo.

Un sitio sin pretensiones, con comida de calidad y muy auténtico. Deseando volver.

La Caleta

Dirección: calle Santa Isabel 38, Lavapiés

Teléfono:  645 388 077 (de martes a domingo)

Precio medio: 20€

The Table By: un restaurante en el que rota el cocinero

The Table By es un restaurante pop-up de máximo nivel, que trae a Madrid grandes cocineros distribuidos por la geografía española durante un plazo de seis semanas. Se lo traen todo: la mayoría de su equipo, sus productos, su decoración… eso nos permite a los madrileños disfrutar en casa de platos que solo estarían disponibles viajando.

Ya estuve el año pasado cuando abrieron, pero entonces no tenía blog. Por eso llevaba tiempo esperando para volver y contaros la experiencia, y qué mejor ocasión que con Andreu Genestra, uno de mis cocineros preferidos.

Le conocía porque estuve hace un par de veranos en su restaurante de Mallorca antes de que le diesen la estrella michelín, y me encantó. Es verdad que el restaurante de Mallorca tiene muchísimo encanto, pero ha conseguido crear en The Table By un conjunto armonioso y elegante, que transmite serenidad y que invita a quedarse tomando una copa.

Claramente, Andreu aboga por el producto local mallorquín en una cocina que, para mi gusto, combina muy bien tradición e innovación. Los platos tienen toques sorprendentes, pero también sabores de los de siempre. Pedimos un vino de su propia cosecha, que nos encantó.

Elegimos el menú corto (suficiente desde mi punto de vista), y lo primero que nos sirvieron es el pan (partido con las manos, que dejaron sobre unas piedras calientes para mantenerlo a temperatura –todo un detalle), junto con un aceite de sabor intenso, hecho por ellos también. Me gusta la idea de que saquen sus productos de su propia huerta (¡de seis mil metros cuadrados!), que tienen al lado de su restaurante.

Andreu-13
Fotografía de Juan Rayos, el aceite lo sirven igual

 

 El menú estaba compuesto por dos aperitivos, dos platos y un postre.

Como aperitivo nos sirvieron porex de canela (una especie de merengue) con tartar de olivas y un pan de leche de clavo con butifarra de cerdo negro e higos. El pan de leche inolvidable. Buenísimo.

 

Seguimos con una especie de tartar de navaja, acompañado de tuétano, ensalada y naranja, y rociado con leche de avellana, pimienta e hinojo.

 20151119_203444

A continuación llampurga con hierbas aromáticas con su guiso de anguila, acompañado de lentejas fritas y jugo de tap de cortí. Mucho sabor, buenísimo.

 20151119_205049

Finalmente tomamos cochinillo de Porc Negre de Can Company… doce horas de cocción. Muy tierno, se deshacía en la boca. El acompañamiento de alcachofa, risotto de patata y salsa de huevo casaba a la perfección.

 20151119_211043.JPG

De postre un helado de coco con lo que parecía ser un crujiente de galleta y cacahuete. Para los que se llevan mal con el lácteo, tienen otra versión del postre, con sorbete de mandarina que está de escándalo.

20151119_213243

Esta temporada -además de Andreu Genestra- pasarán por aquí Javier Olleros, Begoña Rodrigo, Oriol Ivern y Xanty Elías, de los restaurantes Culler de Pau, La Salita, Hisop y Acánthum; que vendrán desde Pontevedra, Valencia, Barcelona y Huelva.

Podéis consultar la trayectoria de Andreu Genestra y conocer su restaurante Mallorquín aquí

Menú corto 45€, y el largo 60.

Muy recomendable.

The Table By

Dirección: Hotel Urso, Calle de la Beneficencia, 15, Madrid

http://thetableby.es/es/

Reservas aquí  o en su teléfono: 615 36 79 17