Hummus de remolacha con hierbabuena

Tenía muchas ganas de probar esta receta: es sana, fácil, resultona y muy veraniega. El toque de hierbabuena, junto con el sésamo y el aceite de oliva virgen le dan un punto estupendo. Muy cremosa y rica, perfecta para un aperitivo a cualquier hora.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas de tahini (se puede encontrar en tiendas especializadas o herbolarios. Si no tenemos podemos usar sésamo tostado, cucharada y media)
  • 5 cucharadas de zumo de limón
  • Un diente pequeño de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Una remolacha pequeña cocida (unos 150-200 gr)
  • Hojas de hierbabuena frescas
  • Sal
  • Zanahorias o regañá para acompañar

Preparación

  1. Poner el limón, el tahini o sésamo, el aceite y el ajo pelado (quitándole la parte central para que no repita) en una batidora. Yo en mi caso utilicé una picadora, hasta que todo se haya mezclado y no se note el ajo.
  2. Añadimos la remolacha y los garbanzos, y seguimos batiendo hasta conseguir una pasta. Probamos y añadimos sal si es necesario.
  3. Picamos las hojitas de hierbabuena y disponemos el hummus en un plato hondo, con un buen choro de aceite de oliva virgen, semillas de sésamo y la hierbabuena picada.

¡Buenísimo!

IMG_2437.JPG

Es una receta adaptada de El Comidista 🙂

 

 

Magret de pato con salsa de chalotas y oporto

¡Qué ganas tenía de preparar un buen magret de pato! He buscado muchas recetas y tenía esta guardada desde hace bastante tiempo, sin encontrar el momento para hacerla. Ayer llegué pronto a Madrid y me pareció el día perfecto… la terraza no puede estar más apetecible, han florecido todas las plantas… y cenar mientras se pone el sol con un vinito blanco y este pedazo de plato es algo que no puedo hacer muy a menudo.

Los que me seguís ya sabéis que intento hacer cosas fáciles y ricas, así que cuando vi esta receta pensé que era la receta de magret perfecta. La salsa está buenísima, tiene un toque de sabor dulce que le va muchísimo al magret, y es muy muy fácil de ejecutar. Un acierto seguro.

Ingredientes para dos personas

  • Un magret de pato (el mío de Supercor, pesaba 420 gramos).
  • Medio vaso de Oporto o un poquito más.
  • Una cucharadita no rebosante de vinagre balsámico.
  • Una cucharada de mermelada de frambuesa
  • 4 chalotas (cebollas pequeñas francesas)
  • Sal gorda.
  • Para el acompañamiento: mezclum de ensaladas y vinagreta de mostaza

IMG_1627.JPG

IMG_1629

Preparación

Empezamos cortando el magret por la parte de la grasa longitudinalmente, para hacer una especie de rombos, sin llegar a cortar la carne.

Ponemos el magret en una sartén sin aceite a fuego fuerte por la parte de la grasa, hasta que se dore bien. Damos la vuelta y hacemos por el otro lado 3 minutos (a mí me gusta bastante cruda la carne, así que la puse a 3 minutos a fuego fuerte por el lado no graso).

IMG_1630.JPG

Sacamos la carne y reservamos. Mientras se hace la carne cortamos las chalotas muy pequeñitas (las mías quedaron algo grandes para mi gusto). Pochamos con la grasa del magret en la misma sartén a fuego medio. Cuando estén pochas las chalotas añadimos el vino, el vinagre y dejamos reducir 5 minutos. A continuación añadimos la mermelada, y lo dejamos un par de minutos más.

Cortamos el magret en lonchas muy finas, servimos con un poco de sal gorda por encima y la salsa. Yo lo acompañé con una ensalada verde con vinagreta de mostaza, pero unas patatas también le van genial.

El punto de la carne me encantó, pero la próxima vez voy a dejar reducir menos la salsa, para que sea algo más líquida. También podríamos añadir un poco de caldo de pollo si se reduce demasiado, pero a mí me gustó tal cual.

De sabor la salsa estaba espectacular, y la carne en su punto. Con las chalotas más pequeñitas y menos tiempo de reducción -yo me pasé- es un plato 10!

IMG_1633.JPG

IMG_1638.JPG

IMG_1641.JPG

 

 

 

Lomos de salmón con lima y cilantro

Esta receta lo tiene todo: es sana, fácil y sabrosa. Y es que con el calor, las terrazas y la playa también llega la temida operación bikini. No os voy a mentir: yo también estoy metida en el ajo, y van 3 kilos perdidos en 4 semanas, que no está nada mal…

Así que os podéis imaginar que mis cenas últimamente son de lo más sanas… Aburrida del filete a la plancha, pero queriendo cenar proteína, no queda otra que experimentar con hierbas aromáticas y sabores distintos.

Innovando con lo que tenía en casa (limas de una tarta de lima y galleta que hice para un cumple), cilantro (que usé para mis famosos langostinos al curry) y puerro (que uso para todo), me dio por hacer unos lomos de salmón con lima. Le añadí ralladura porque le da un aroma especial.

No tenía pensado subirlo pero quedó TAN rico (he repetido ya dos veces) que pensé que sería buena idea compartirlo. Los que me seguís en Instagram ya sabéis que hago muchas recetas sobre la marcha y no las subo todas… pero esta me ha encantado y pensé que merecía un post.

Ingredientes (para dos personas si le pones acompañamiento o una si no le pones nada más).

  • Dos lomos de salmón.
  • Un puerro
  • Una lima
  • Un puñado de cilantro fresco

Preparación

  • Salpimentamos los lomos.
  • Ponemos un chorrito de aceite en la sartén (no mucho, el salmón es bastante graso).
  • Ponemos los lomos (a mí me gustan jugosos por dentro, así que los hago un par de minutos por cada lado para que queden un pelín crudos).
  • Cuando le damos la vuelta al lomo de salmón echamos el puerro cortado finito.
  • Añadimos la ralladura (finita) de media lima, y un chorreoncito de lima por encima. Ojo con la lima que tiene un sabor muy fuerte y puede matarnos el pescado. Es mejor poner poco y probar (y si queremos seguir añadiendo).
  • Una vez que esté doradito, emplatamos y añadimos el cilantro por encima.

Yo intenté emplatarlo en plan bien y esto fue lo que salió! Jaja una lo hace como puede. Eso sí, estaba muy muy rico… con un vinito blanco frío ya ni te cuento.

IMG_1151.JPG

Hamburguesas al whisky

Ahora que empieza el buen tiempo comienzan también las invitaciones a comer en la terraza de casa. Mi primo, que ahora vive fuera, pasaba por Madrid, así que decidí invitarle a comer a casa junto con sus amigos, que ya son mis amigos también.

Con 4 tíos en casa y siendo domingo, pensé en una receta contundente y que fuese fácil (invité a comer a última hora). Nunca había hecho hamburguesas caseras, así que decidí que era un buen momento para probar (total, si salían mal estábamos en familia).

 Ingredientes

 800 gramos de ternera picada (yo prefiero que me la pique el carnicero).

200 gramos de carne picada de cerdo.

Una cebolla picada

3 yemas de huevo

3 cucharadas de pan rallado

Un puñado de perejil

Un buen chorro de whisky (yo conté hasta 4)

Sal y pimienta

Salsa barbacoa/mostaza/kétchup/mayonesa (lo que más nos apetezca)

Un poco de lechuga (para decorar)

Beicon

Patatas. Aquí el abanico es amplio. Puedes currarte unas patatas fritas caseras, o como hice yo, que compré las patatas cocidas de La Guitarra (son unas patatas pequeñitas que ya están hervidas).

Ejecución (para principiantes muy principiantes)

  • Ponemos las lonchas de beicon en una sartén sin aceite (suelta mucha grasa), hasta que esté doradito y crujiente. Apartamos.
  • Picamos la cebolla muy finita. Mezclamos el resto de los ingredientes en un bowl y amasamos con las manos. Salpimentamos. Si podemos dejar la carne macerando un ratito con el whisky mejor.
  • Hacemos bolas con las manos y aplastamos un poco.
  • Ponemos las hamburguesas en una sartén con aceite, por los dos lados, hasta alcanzar el punto deseado (a mí me gustan menos hechas). Cuando le hemos dado la segunda vuelta colocamos el queso que nos apetezca por encima para que se funda un poco.
  • Para las patatas: Si usáis las patatas guitarra, abrimos el bote, las lavamos muy muy bien y las dejamos escurrir. Yo las metí en el horno mientras hacía las hamburguesas, con un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Tostamos el pan de la hamburguesa, colocamos kétchup/mostaza/mayonesa/salsa barbacoa, un poco de lechuga y cebolla y nuestro hamburguesote encima.
  • Partimos por la mitad y ¡a comer!

20160124_155450_resized_1

IMG_5257.JPG

IMG_5261.JPG

IMG_5262.JPG

Tarta de verduras con queso de cabra y aceite de ajos confitados

Fácil, sana y sabrosa… Así es esta tarta vegetariana y crujiente que preparé la semana pasada. Cuando me dieron la receta pensé que sería algo sosa, pero me gustó -y mucho-. Tiene una mezcla de sabores buenísima, y el aceite de ajos confitados es súper suave.

 Ingredientes

Un rollo de masa quebrada

Dos berenjenas

Un tomate grande

Una cebolla pequeña

Media cabeza de ajos

Aceite de oliva virgen

Medio rulo de queso de cabra

Tomillo

Romero

Necesitaremos también un molde desmoldable redondo

Preparación (fotos abajo)

Para empezar confitamos los ajos para nuestro aceite confitado. Para ello cortamos media cabeza de ajo tal cual y metemos en un cazo con abundante aceite, a fuego lento (posición 4 de 9 en mi caso). Estará listo cuando al hundir la punta de un cuchillo tenga una textura muy blanda.

Mientras se hace el aceite de ajo pochamos a fuego lento la cebolla en una sartén con aceite.

Por otro lado, sacamos el rollo de masa quebrada y colocamos sobre el molde, cortando las partes sobrantes si hay. Cortamos horizontalmente las berenjenas y el tomate con piel, y colocamos en espiral sobre la base y echamos un poco de sal. Una vez está pochada la cebolla la ponemos por encima de nuestra tarta. En mi caso se me pasó la cebolla en la sartén mientras estaba de charleta con mi amiga, con el aperitivo y el vinito –sí, nada profesional, ya me vais conociendo-. No debe estar dorada sino más bien transparente.

Ahora es el turno del aceite. Sacamos la media cabeza de ajos y echamos dos o tres cucharadas de aceite sobre las verduras. Añadimos romero y tomillo (o lo que más nos apetezca) y metemos en el horno, unos 45 minutos.

Si queremos echarle el queso, lo metemos unos 15 minutos antes de sacar la tarta del horno. ¡Buenísimo!

 

thumbnail_IMG_7984thumbnail_IMG_7989

Segunda versión mejorada:

IMG_4888

 

10 ideas de aperitivos para un picoteo perfecto

Me encanta dar cenas en casa, y cocinar yo por supuesto (sí, es una matada, pero es que no lo puedo remediar). El otro día invité a un buen grupo a cenar a casa. Tan bueno que no cabíamos en mi pequeña mesa de comedor para 6. Así que me decidí por un poco de finger food y me puse a hacer una búsqueda intensiva de aperitivos que: (1) no requiriesen demasiado tiempo (trabajo 12 horas como todos –o no, igual es solo cosa de abogados-), (2) se pudiera dejar listo, lo que es absolutamente necesario teniendo en cuenta el punto 1, y (3) no fuera frito (tengo un apartamento pequeñito y diáfano, y acabaríamos oliendo todos a frito, lo que no era mi intención).

Me faltaba inspiración… dejar fuera los fritos y los hojaldres en un aperitivo no es nada fácil (sobre todo por los aperitivos calientes), así que decidí hacer un recopilatorio y compartirlo con vosotros:

b10d4fa9180e7808cc4d5305fd8c2ee9
Dips de verduras con salsa de queso roquefort en vasito
cff80ab964e720b741f787e773a62e1d
Brochetas de melón, mini mozzarellas y prosciutto, con balsámico

 

df26acfbe34785e1a501da9e448f2b8f
Tomate con aguacate y hoja de albahaca.

 

98fe9198d682bd72db30b03a8913edad
Pizza en vasito con salsa cuatro quesos y albahaca

 

ddc20e254a13659c7f1e69ad6e2705e5
Pinchos morunos. Yo los compro hechos en el Corte Ingles, los corto en trocitos tamaño bocado, paso por la sartén y meto en pequeñas brochetas de cóctel. Como las brochetas que compro son de madera les doy un toque de micro antes de sacarlas.

9a1348995fc2497fc1fcd2b327eb2ce2
Tacos tamaño muffin, con pollo o carne picada, pimiento verde y rojo, cebolleta y queso. Puedes dejarlos hechos en el horno a baja temperatura y darles un golpe de calor antes de sacarlos

 

DSC03917
Gambas al limón con aguacate y sour cream

Estos aperitivos de gambas y aguacate los he hecho dos veces, siguiendo mi receta de gambas pero sin añadirles el coco del final. Con el toque de limón, el aguacate y el sour cream está de locos. Una hojita de cilantro por encima le pone la guinda. Las bases las puedes encontrar hechas en cualquier super.

230d790760dc9cd18dbe483448366418
Salmón ahumado con blinis. Yo compro el salmón lomito imperial del Corte Inglés (está buenísimo y cunde un montón) y lo corto en tiras finas, tras tostar un poco los blinis

cb7dfe9adcfc33cff14b63706a68cd51
Mini fondants de chocolate. He comprado un par de veces los que venden en La Sirena congelados y os diré que están muy conseguidos… y van del congelador al horno directos 

nosolodulces-lemon-pie-tarta-limon-merengue-533x461
Tartaletas de limón

 

Espero que os haya servido como inspiración y os animéis con alguno de los aperitivos.

PD: fotos tomadas de Pinterest.

Pizza light

Sí. Todo lo light que una pizza puede ser. Porque he visto otras versiones de esta pizza light, con verduras o pollo, pero ¿qué es realmente una pizza sin queso? Para eso me lo preparo en wok y nos dejamos de fantasías.

Esta pizza “light” fue uno de los triunfadores de la semana pasada, y pensé que se merecía un post individual. Hacía tiempo que quería hacerla, y me ha costado encontrar una receta en la que la masa quedase crujiente. Ha sido genial comer pizza sin ningún tipo de remordimiento. Está súper rica, reduce los hidratos de carbono y es sana. El secreto está en que la base está hecha de coliflor. Entre los asistentes al experimiento había un par escépticos a la coliflor y repitieron. No digo más.

Ingredientes para 4 personas

1 coliflor pequeña o media grande

1 huevo y una clara

100gr de queso mozzarella rallado light

Salsa de tomate

Jamón york

Orégano molido

Queso rallado light

Champiñones laminados.

Papel vegetal de horno

Preparación (fotos abajo)

Precalentamos el horno a 180º.

Quitamos la parte verde a la coliflor, la troceamos un poco y la rallamos con un rayador grande. Una vez rallada la metemos en el micro 8 minutos a máxima potencia.

Al sacar, mezclamos con la mozzarella rallada y el huevo hasta que se integre.

En la bandeja del horno colocar una lámina de papel vegetal, y formamos una base redonda o rectangular, dándole forma a la coliflor. Es importante que quede finita. (Yo usé papel de plata porque no tenía otra cosa y se quedó pegada, así que NO lo recomiendo).

Introducimos en el horno unos 20 minutos, y sacamos cuando se haya dorado. Para que se quede crujiente recomiendo dejar otros 10 minutos con calor solo abajo.

La sacamos y dejamos enfriar unos minutos, colocamos el tomate, el queso rallado light, el jamón york, champiñones y orégano.

Hornear diez minutos aproximadamente para que se termine de cocinar a la misma temperatura que lo teníamos 180º.

Sacar del horno y con cuidado quitar el papel vegetal, si hace falta ayudarse de una pala o espumadera. La partimos y ¡a comer!

IMG_6560
Antes del horno

 

IMG_6565

IMG_6566

Es una versión más light de la pizza sin llegar a ser de dieta en el sentido estricto de la palabra. Pero estaba DE MUERTE!

Cinco menús ligeros y sabrosos

¿De verdad pensabais que me dedico a cenar torrijas, beber vino y comer arroz con albóndigas sin engordar? Nada más lejos de la realidad. No pertenezco a ese reducido –y francamente afortunado- grupo de personas. Soy una mortal más, de las que engorda inevitablemente si abandona el deporte y la comida sana.

Desde hace unos meses estoy trabajando MUCHO más de lo normal, y no he tenido tiempo de cuidarme como habitualmente. El lunes decidí que ya era suficiente, y -aunque no tenía pensado subir nada de mi “semana de comida light”- no me ha parecido mal compartir mis ideas de recetas sanas y ricas, que intentan alejarse de la pechuga de pollo a la plancha.

He sacado tiempo de donde no lo tenía, consultado a mi hermana (experta en vida sana) y planeado el menú de mi semana. Las fotos no son las mejores pero espero que os sirvan de inspiración.

No es ninguna dieta milagro ni tampoco demasiado estricta. Nunca he creído en la pérdida de peso rápida. Creo que es cuestión de cuidarse un poco y crear hábitos de vida saludables (ahora que lo pienso esa frase ha sonado a sección de revista femenina).

Lunes 

Desayuno: dos tostadas de pan de semillas con medio aguacate, aceite de oliva y sal, junto con un té con sacarina. A media mañana un plátano.

Comida: Verduras rehogadas con solomillo y soja, la receta aquí (arroz no incluido). Un yogur desnatado de postre. A media tarde una manzana.

Cena: puerro con huevo y tabasco. Está bastante rico la verdad. Para hacerlo (dos personas) cortamos unos 4 puerros finitos y ponemos en una sartén con una cucharada de aceite y medio vaso de agua. Tapamos unos minutos hasta que se pochen un poco y añadimos unas 8 gotas de Tabasco. Volvemos a tapar. Cuando vemos que está hecho hacemos un hueco en el centro y echamos los dos huevos, tapamos dos minutos hasta que sea hagan un poco y sacamos de la sartén. Mmmm

IMG_6370

Martes

Desayuno: dos tostadas de pan de semillas con jamón york ferrarini (está de muerte) y aceite de oliva, junto con un té con sacarina. También me tomé un pequeño trozo de tarta de chocolate que sobró de una prueba del domingo. A media mañana un plátano.

Comida: salmón con eneldo a la plancha y ensalada de tomate y cebolleta. No tengo foto porque lo tuve que hacer corriendo por la mañana para llevármelo al despacho. No tiene secreto: un buen filete de salmón, con sal, pimienta y eneldo seco, bien embadurnado, y a la plancha. Hice una ensalada con dos tomates, cebolleta y aliño de mostaza.

Cena: tallarines de calabacín con salsa de anacardos. Estaba de locos.

Ingredientes: un calabacín por persona, un paquete de anacardos, el zumo de un limón, medio ajo, albahaca, sal y pimienta.

Preparación: ponemos los anacardos a remojo una hora. Hacemos los noodles de calabacín. Para ello los rallamos (con un pelador en juliana, una mandalina o una máquina especial para esto). Para la salsa metemos en un vaso de batidora los anacardos, el medio ajo (pequeño), un poco de sal, el zumo de un limón y 7 hojas grandes de albahaca. Servimos los calabacines y la salsa de anacardos por encima.

 

IMG_6411.JPG

Miércoles

Desayuno: dos tostadas de pan de semillas con jamón, aceite de oliva y sal, junto con un té con sacarina. Y otro pequeño trozo de tarta de chocolate (la misma que la del lunes, que se iba a poner mala 😉 A media mañana un plátano.

Comida: Ensalada de quinoa, albahaca, mango, cebolleta y aguacate con aliño de aceite y limón. Buenísima y perfecta para llevarme el tupper a la oficina.

IMG_6415

Cena: crema de calabaza. Receta aquí.

Jueves

Desayuno: medio bocata de lomo con tomate, junto con un té con sacarina. A media mañana un bowl de fruta mixta.

Comida: pollo provenzal con champiñones.

Ingredientes: filetes de pollo, hierbas provenzales (las venden hechas en el corte inglés), limón y champiñones. Ponemos a macerar las pechugas con las hierbas provenzales y el zumo de limón un par de horas. Sacamos y hacemos los filetes a la plancha. Los champis los hice también a la plancha con un poco de ajito y perejil.

Cena: langostinos con curry, coco y espinacas, de mis platos preferidos junto a los noodles y la pizza de coliflor (que subiré en cuanto acabe de escribir el post). Receta aquí.

Viernes: 

Desayuno: dos huevos revueltos, con sal y pimienta, dos rebanadas de pan integral y un té con sacarina. A media mañana un plátano.

Comida: tacos de atún con sésamo y espárragos trigueros a la plancha, buenísimo… Receta aquí. 

Cena: almejas con merluza y coliflor. Y unos cuantos vinitos blancos que nos bajamos, no vamos a mentir. Receta aquí.

Yo perdí 1,4 kilos, aunque es verdad que yo pierdo peso fácilmente. La idea de estas recetas sanas (que seguiré subiendo) no es perder peso rápido sino comer sano y que adelgazar sea algo gradual, comiendo cosas ricas y originales, que no sean demasiado complicadas de hacer.

En todo caso, no era posible subir este “recetario” sin incluir lo que en derecho llamamos “Disclaimers”, es decir, advertencias para el público en general: (i) no soy dietista ni entiendo un carajo de alimentación. Lo mío son las leyes y las cosas ricas (ii) he perdido peso porque suelo comer mucho y cuando dejo de comer mi cuerpo lo nota más de lo normal (iii) he hecho 30-40 minutos de ejercicio 4 días esta semana. 

Seguiré subiendo recetas sanas y sabrosas, espero que os animéis conmigo y sigáis disfrutándolas tanto como yo!

 

 

Carne a la sal

Sana, fácil y sabrosa. Así es esta receta que probamos el fin de semana pasado. Yo la hice con carne de cerdo, pero podéis probar con ternera también. La carne se queda en su punto, no engorda nada y puedes acompañarla de cualquier salsa. Yo preparé una muy ligera de manzana y cebolleta, sin mantequilla ni aceite, y quedó genial.

Ingredientes para 4 personas

800 gramos de cinta de lomo ibérica (es más cara pero está más rica)

Sal gorda (unos 3 kilos)

Preparación

  • Ponemos una capa de sal gordita en una bandeja de horno en la que quepa nuestra pieza holgadamente.
  • Ponemos encima la cinta de lomo.
  • Tapamos con más sal. El único problema que podemos tener al hacer esta receta (tan increíblemente fácil) es que no lleguemos a taparlo entero correctamente. Es decir, la carne tiene que estar tapada por una capa de sal gorda como la de la foto, pues esta capa es la que facilita la cocción.
  • Cubierta de sal lo metemos todo en el horno unos 45 minutos a 180 grados. Si es tu primera carne a la sal dependerá un poco del horno, es ir cogiendo el truco. También varían los tiempos en función de lo que pese la pieza.

IMG_5759

IMG_5761

IMG_5760

Para acompañarlo quería una salsa light que estuviese rica, así que preparé una que llevaba dos manzanas Golden (me parecen las más dulces) y una cebolleta y media. Corté todo en trocitos y lo metí en el microondas. Cuando estaba blando (unos 5 minutos) lo saqué y pasé por la batidora. ¡Estaba buenísimo! Los que me leéis a menudo ya sabéis que busco cosas fáciles y rápidas que estén buenas, a lo que ahora he sumado que sean también ligeras.

Mi foto de cena del día siguiente es tremenda pero la subo para que veais como quedó (lo acompañé con un tomate aliñado):

IMG_5866

Otra opción de no-régimen podría ser otra salsa con manzana reineta, un par de cucharadas de mantequilla, y otro par de azúcar moreno, con el mismo mecanismo del micro y batidora. Está buenísimo también!

 

Langostinos picantes con curry, coco y limón en 10 minutos

Literalmente. 10 minutos. Al principio, cuando mi hermana me pasó la receta, pensé que sería una guarrada light más, pero aluciné cuando lo probé en casa ayer. Súper sabroso, muy thai. Además de ligero y fácil.

Estad atentos y activar vuestros cronómetros porque –ya sea para una cena con invitados en casa o para darte un capricho tras un duro día de trabajo- esta va a ser tu receta. Admito que la inicial era mucho más sofisticada… pero yo tiré de lo que tenía por casa (bueno, más bien de lo que encontré en el chino que vi abierto) y me puse a improvisar.

Ingredientes para dos personas

400gr de langostinos pelados (yo puse 300 y me quedé corta)

Una bolsa de espinacas frescas

Un yogur de coco 0% (o yogur de coco normal, o leche de coco. Esta última sería mi primera opción no me importasen las calorías. De momento sigo teniendo el turrón algo presente, así que me ceñí al yogur)

Dos cucharaditas de curry rojo

Un par de vueltas de rosca de cayena (menos de media cucharadita, pica bastante)

Cilantro fresco

El zumo de medio limón y la ralladura de un limón entero

IMG_5626

Preparación

  • Embadurnamos los langostinos con las especias y los ponemos en la sartén caliente con un chorrito de aceite de oliva hasta que estén rositas y tostados (unos 3-4 minutos).
  • Añadimos las espinacas (echad sin miedo que luego se queda en nada), unos dos puñados por persona, y removemos un par de minutos hasta que se reduzcan un poco.
  • Añadimos el limón y la ralladura, 4 hojitas de cilantro y a continuación el yogur o la leche de coco (con la leche de coco os quedará mucho más cremoso). Dejamos par de minutos para que la salsa coja todos los aromas y espese un poco.
  • Servimos y decoramos con unas hojas de cilantro.

 

IMG_5628

IMG_5629

IMG_5630

IMG_5632

IMG_5633

IMG_5638

IMG_5639

A mí me encantó. No engorda nada y me pareció una receta distinta con muchísimo sabor. Si tenéis invitados que no estén a dieta o necesiten algo más que unas gambas con espinacas, podéis acompañarlo de arroz salvaje.