Un restaurante chino lleno de chinos

Kung Fu me llamó la atención por varias cosas. La primera fue la decoración, catalogado por Traveller como uno de los restaurantes mejor decorados. Para los chinos a los que estoy acostumbrada claramente lo es. Su comedor es moderno, divertido y cálido. La segunda cosa que me llamó la atención fue la comida, con una materia prima seleccionada y una presentación distinta. Y la tercera fue que todos los comensales que había cuando llegamos eran chinos.

IMG_7912.JPG

img_7894

IMG_7901.JPG

Están especializados en comida china de la zona de Guizhou, una región del sur de China. Tienen bastante variedad (carne, pescado, verduras), y lo que pedimos era picante pero no en exceso. Fuimos a cenar un domingo algo antes de las 9 (igual por eso había tantos chinos). Entramos por casualidad y luego me enteré de que estaba en varias listas de los mejores chinos de Madrid.

De primero pedimos una ensalada, muy fresquita, con un aliño muy apetecible y bien de cilatro:

IMG_7902.JPG

De segundo una lubina estilo Quian, muy popular en la zona de Guizhou. Estaba realmente bueno, es una de las especialidades que te recomiendan. Lleva menta, ajo y chile seco en polvo. Lo muelen y echan sobre el pesacado frito dorado, y cubierto en su propia salsa. Se queda crujiente por fuera y tierno por dentro. Quitan la espina y lo sirven como en trozos enrollados que puedes arrancar con los palillos. Buenísimo…

IMG_7907.JPG

Pedimos otra de las especialidades, pollo al estilo Ganguo, muy rico, más picante que el anterior pero en su medida, con verduras crujientes y una salsa muy rica por debajo. Te lo sirven en un recipiente con velas para que siga caliente. Leí que es uno de los platos más populares, y que las familias solían reunirse alrededor de un pequeño agujero en el centro de la cocina en el que había carbón, y sobre el que ponían la cazuela de hierro para cocinarlo.

img_7904

De precio 30-35€ persona con vino.

Me gustó. Repetiré.

Dirección: Calle de la Luna, 12, 28004 Madrid