Nakeima

Me habían hablado mucho de Nakeima. Y sé que este post llega con retraso –seguramente los que estéis al día de los sitios nuevos en Madrid habréis estado varias veces- pero me gustó tanto que no podía dejar de subirlo.

Hace unos años ya me hablaba de él un amigo “Es un antiguo local de kebabs, solo tiene unas mesas altas donde no cabe nadie e improvisan con la comida, pero está todo buenísimo… tienes que ir”. Bueno, he tardado 3 años en ir pero ha merecido la pena.

Situado en el barrio de Arguelles, el local solo admite 20 comensales a medio día y otros 20 por la noche. No admite reservas, toca hacer cola. Y más te vale llegar temprano o seguramente los 20 huecos estén llenos para entonces. Abren a las 21h. Yo fui a las 20.30 y nos quedamos con los dos últimos huecos que había libres. Te apuntan en una lista y te mandan a tomarte una cerveza por la zona hasta las 21h que vuelven a abrir. Tienen una barra larga donde te atiende un camarero por el que te dejas guiar, y que te va trayendo cosas en función del hambre que vayas teniendo. Nos pusimos hasta arriba… qué rico estaba todo…

No hay carta (o yo al menos no la vi). Te van ofreciendo cosas. Había leído que el ticket medio es de 35-40€, pero es que en nuestro caso fue a lo bestia. Pedimos toda la carta y dos botellas de vino, y eso que éramos dos (no digo más). Pagamos 80€ por persona.. pero no creo que no pueda subir mucho más de eso.

Os prometo que intenté retener todos los nombres pero fue imposible. Ahí van las fotos y alguna descripción. Me encantó todo salvo el cóctel de gambas.

img_1185

img_1186

img_1187

img_1190

img_1191

img_1192
Dumplings de changurro con picante coreano y crujiente de cerdo

img_1193

img_1194
Bao de pollo y carabineros con shichimi togarashi (chile de 7 sabores)
img_1210
Dorada con wasabi natural y ralladura de lima

img_1198

img_1203

img_1209
Niguiri de gamba
img_1208
Niguiri de ibérico con pico de gallo, muy rico
img_1197
Cóctel de gambas. Lo que menos me gustó… no repetiría
img_1211
Su famoso “Hannibal Lecter”, de solomillo con sal gorda. Buenísimo.

img_1216

img_1220
Ramen seco. Buenísimo.

img_1219

img_1224
Esto no me acuerdo lo que era pero estaba de locos

Un 10. Probablemente de las mejores cenas que he disfrutado últimamente… además celebrábamos un cumpleaños y los camareros nos invitaron a champán, sacaron una vela y cantó medio restaurante. Bastante memorable.

En definitiva, mucha calidad en el producto, innovación, buena mezcla de sabores y muy buen rollo. Deseando volver a repetir.

Calle de Meléndez Valdés, 54, 28015 Madrid