Lubina al horno con limón, ajo y vino blanco

Es una de mis recetas más básicas… de esas que hago en verano un par de veces a la semana. El otro día la hice en una cena y me pidieron que la subiera. Es tan fácil y clásica que tenía dudas pero allá va. Como le pilles el punto al pescado está para chuparse los dedos y encima es facilísimo…

Ingredientes para dos personas:

  • Una lubina salvaje de kilo y medio
  • 12-14 ajos pequeños
  • Un buen chorreón de aceite
  • Dos o tres limones

Preparación 

En la pescadería pedimos que nos limpien el pescado, especificando que nos quiten también una especie de bigotes (no sé cómo se llaman técnicamente, al final me entienden), que le da un sabor al pescado que no es tan bueno, como que lo agria.

Ponemos el pescado en una bandeja, le echamos sal gorda y pimienta molida, le hacemos 2 cortes a los lomos e introducimos una rodaja de limón en cada raja, y otras dos rodajas en el corte del centro del pescado (cuando lo limpian lo abren por la mitad). Añadimos 3 o 4 rodajas más en la bandeja.

Echamos en la bandeja los ajos con la piel (a los que le hacemos una rajita para que no salten en el horno, o un golpecito seco). Añadimos medio vasito de vino blanco y dos chorreones de aceite de oliva a lo largo de la bandeja.

Lo metemos todo al horno 20 minutos a 180 grados. La clave del pescado es cogerle el punto de cocción…si te pasas no será lo mismo. Es cuestión de práctica y de conocer tu horno! Si es la primera vez ya verás como a la tercera saldrá perfecto 😉

IMG_3990oilihkjhk

FullSizeRender.jpgl.jpg