Hojaldre de queso con setas y romero

Recuerdo perfectamente el momento en que me inventé esta receta. Ya había visto lo del queso y hojaldre en algún blog. Era mi cumpleaños y me había encargado yo de hacer toda la comida, para 30 personas… Mi pequeño apartamento no está acostumbrado a tanta gente. Mi cocina es básicamente una barra larga que se abre a un pequeño comedor de madera, donde suelo trabajar. Tiene un jardín vertical de fondo y una lámpara con bombillas que caen del techo que hice yo misma, donde serví la cena.

Ese día los platos inundaban mi mesa de trabajo, y yo no habría llegado si no llega a ser porque tenía ayuda. La cena era a las 10 y yo salí de trabajar a las 8,30. Sí, has oído bien. Había ido cocinando a lo largo de los días y estaba casi todo hecho, pero faltaba emplatar (siendo cóctel os aseguro que no es poca cosa). Siempre he pensado que un post sobre “Como trabajar 12 horas diarias y dar una cena con éxito” sería un pelotazo… jajaja.

Ya estaba arreglada. Miré la comida, pensé que éramos 30 y me podría quedar corta (siempre lo pienso y al final sobra, pero yo me quedo más tranquila). Abrí la nevera, vi uno de los quesos camembert que no cabían en la tabla de quesos, setas shitake (que tengo casi siempre que hay, me encantan) y romero, que había comprado para decorar las cestas de pan. Tenía hojaldre guardado para hacer palmeritas. El horno estaba encendido a fuego suave (es donde dejo los pinchos calientes para sacarlos calentitos) así que decidí inventarme un plato más sobre la marcha y hacer la receta que os traigo hoy. Esta vez la hice para una cena en la terraza, como entrante, con un poco de ensalada con vinagreta de mostaza. De segundo hice un tartar de langostinos que espero subir muy pronto!

Ingredientes para cuatro personas

  • Una plancha de hojaldre redonda
  • Un queso camembert
  • Un puñado de setas (las mías eran shitake pero vale cualquier que nos guste)
  • 3 o 4 ramitas de romero
  • Un huevo para pintar

 

Preparación

  • Extendemos la plancha de hojaldre.
  • Ponemos el queso, las setas encima, junto con el romero.
  • Cerramos el hojaldre como en las fotos. Hay gente que le da la vuelta y lo hornea boca abajo.
  • Pintamos con huevo.
  • Introducimos en el horno a 180 grados hasta que se dore. La cocina a estas alturas olerá a gloria.
  • Cortamos y comemos.

¡Está de vicio!

IMG_2425

IMG_2426

IMG_2427

IMG_2429

FullSizeRender
Si no tenemos pincel podemos usar una cucharilla

 

IMG_2454

 

IMG_2458

IMG_2460