Magret de pato con salsa de chalotas y oporto

¡Qué ganas tenía de preparar un buen magret de pato! He buscado muchas recetas y tenía esta guardada desde hace bastante tiempo, sin encontrar el momento para hacerla. Ayer llegué pronto a Madrid y me pareció el día perfecto… la terraza no puede estar más apetecible, han florecido todas las plantas… y cenar mientras se pone el sol con un vinito blanco y este pedazo de plato es algo que no puedo hacer muy a menudo.

Los que me seguís ya sabéis que intento hacer cosas fáciles y ricas, así que cuando vi esta receta pensé que era la receta de magret perfecta. La salsa está buenísima, tiene un toque de sabor dulce que le va muchísimo al magret, y es muy muy fácil de ejecutar. Un acierto seguro.

Ingredientes para dos personas

  • Un magret de pato (el mío de Supercor, pesaba 420 gramos).
  • Medio vaso de Oporto o un poquito más.
  • Una cucharadita no rebosante de vinagre balsámico.
  • Una cucharada de mermelada de frambuesa
  • 4 chalotas (cebollas pequeñas francesas)
  • Sal gorda.
  • Para el acompañamiento: mezclum de ensaladas y vinagreta de mostaza

IMG_1627.JPG

IMG_1629

Preparación

Empezamos cortando el magret por la parte de la grasa longitudinalmente, para hacer una especie de rombos, sin llegar a cortar la carne.

Ponemos el magret en una sartén sin aceite a fuego fuerte por la parte de la grasa, hasta que se dore bien. Damos la vuelta y hacemos por el otro lado 3 minutos (a mí me gusta bastante cruda la carne, así que la puse a 3 minutos a fuego fuerte por el lado no graso).

IMG_1630.JPG

Sacamos la carne y reservamos. Mientras se hace la carne cortamos las chalotas muy pequeñitas (las mías quedaron algo grandes para mi gusto). Pochamos con la grasa del magret en la misma sartén a fuego medio. Cuando estén pochas las chalotas añadimos el vino, el vinagre y dejamos reducir 5 minutos. A continuación añadimos la mermelada, y lo dejamos un par de minutos más.

Cortamos el magret en lonchas muy finas, servimos con un poco de sal gorda por encima y la salsa. Yo lo acompañé con una ensalada verde con vinagreta de mostaza, pero unas patatas también le van genial.

El punto de la carne me encantó, pero la próxima vez voy a dejar reducir menos la salsa, para que sea algo más líquida. También podríamos añadir un poco de caldo de pollo si se reduce demasiado, pero a mí me gustó tal cual.

De sabor la salsa estaba espectacular, y la carne en su punto. Con las chalotas más pequeñitas y menos tiempo de reducción -yo me pasé- es un plato 10!

IMG_1633.JPG

IMG_1638.JPG

IMG_1641.JPG