Destino: Tarifa

La casa de mis abuelos fue como una segunda casa para mí. Mis dos padres trabajaban y me soltaban en el campo con mis abuelos cuando estaban ocupados. Para mí era el mejor momento de la semana… estaba muy unida a mi abuelo, hacíamos mil cosas juntos, y creo que a él debo en parte mi hiperactividad. Solía llevarme a ver los animales que acababan de nacer, me enseñaba a tirar, me ponía a recoger piñones o hacíamos rosquillas en la cocina. A él le debo también mi amor por la repostería. Solía dictarle las recetas a su secretaria, que me las mandaba por carta, escritas con máquina de escribir.

Los días que hacía peor tiempo los pasaba con mi abuela viendo pelis antiguas de vaqueros o romanos. Los días más especiales me daba un dátil (sí, fueron mis chuches de pequeña) o me hacía pan frito… el pan moreno local, bañado en leche, frito y pasado por azúcar (lo que en el resto del mundo son las torrijas, yo las merendaba en el campo todas las semanas).

Cuando mi abuelo murió rehabilitamos la casa, con la intención de alquilar todo el campo y así poder mantenerlo vivo. Y -aunque odio pensar que gente extraña habitará en ella- lo prefiero a verlo desaparecer. Así que aquí estoy, en un post mucho más personal del que os tengo habituados, contándoos mi historia, y dándoos a conocer esta preciosa casa, para que lo compartáis con quien os apetezca. O quien sabe, animaros vosotros mismos a venir.

piscina

 cocina-2

la foto (6)

40.mirador piscina

24.baño habitacio.JPG

27.habitacioón Verde.JPG

Para poner a prueba el primer alquiler de la casa invité a un grupo de amigos el pasado puente de mayo, y –qué os voy a contar- la experiencia fue redonda. Es una casa grande, de estas que respiran historia, rodeada de un gran jardín. Está situada entre Algeciras y Tarifa, en el Parque Natural de los Alcornocales. No sabría decir qué es lo que más me gusta de ella… Si tuviese que elegir serían las vistas a la Bahía de Algeciras, el silencio que se respira por la noche o su ebanistería -mi abuelo diseñó y mandó hacer cada una de las puertas y armarios de la casa-.

Si vais desde Madrid lo más fácil es coger un tren directo a Algeciras. Ese tren solo tiene dos horarios y tarda un poco así que igual preferís ir en AVE a Málaga y alquilar un coche (está a una hora y cuarto), o ir a Sevilla.

Nosotros fuimos en el tren de Algeciras hasta San Roque, donde cogimos el coche y pusimos rumbo a Casa Mané, un sitio de pescado mítico al lado de la bahía, en Palmones. Tienen un marisco y pescado buenísimo, aunque esa noche falló el atún.

 

 

Tras la cena subimos al campo temprano, sobre las 23h, y ahí nos estaba esperando, preciosamente iluminada. La verdad es que mi madre y mi tía se lo trabajan muchísimo. Todas las habitaciones, el jardín y el campo estaban perfectamente iluminadas. Había flores frescas y velas en todas las habitaciones y nos habían dejado la chimenea encendida… Nos pusimos unas copas en el salón de invierno, al lado de la chimenea y nos dieron las tantas… No puedo pensar en un mejor plan.

IMG_0107
Vistas desde casa por la noche

 

A la mañana siguiente, cuando nos despertamos, hacía un día de poniente espectacular, que nos dejaba ver Gibraltar al fondo, junto con el estrecho y los barcos. El desayuno estaba comprado, así que pusimos la mesa y preparamos un buen surtido para coger energía. Con estas vistas todo sienta mejor, para qué nos vamos a engañar.

IMG_0110

IMG_0113

La otra mitad del grupo llegaba el sábado antes de comer, así que decidimos ir al mercado de abastos de Algeciras para proveernos con comida para la barbacoa que planeamos para el domingo. Compramos tomates de huerto, unas patatas locales y una carne de retinto para la barbacoa que resultó espectacular.

IMG_9873

Mercado4

Cuando llegó la otra mitad del grupo les recogimos de la estación y pusimos rumbo directo a Tarifa. Comimos en la terraza del Arte y Vida y nos quedamos fritos en la playa.

IMG_9887

IMG_9878.JPG

Cuando empezó a hacer frío, cogimos el coche hasta Vejer (está a unos 20 minutos de Tarifa). Vejer es uno de los pueblos blancos más bonitos de España, y había un par del grupo que no lo conocía, así que me empeñé en ir. Está en lo alto de una montaña y tiene unas vistas espectaculares…

 vejer_generic_websize-47VEJER

Dimos un paseo y cenamos en La Casa del Califa, uno de los hotelitos más bonitos de Vejer. Tienen un patio interior “El Jardín del Califa” al que se accede por un pasillo que llenan de velas. Su carta es marroquí, lo que tiene mucho sentido teniendo en cuenta que los musulmanes ocuparon Vejer desde el 711 hasta el 1264. Cenamos de maravilla.

galeria_hotel_la_casa_del_califa_-3

califa_night_shot

IMG_9913

El domingo teníamos planeado salir en barco a ver una regata en Sotogrande, pero cuando estábamos ya listos y saliendo del pantalán fallaron los motores de nuestro barco. Con el viento que hacía nos os creáis que fue fácil volver a atracar. Total, que teníamos comida para un regimiento, así que decidimos irnos a la playa del Puerto de Sotogrande.

Si hubiese sabido que el barco se iba a averiar, habría propuesto ir a la playa de Zahara de los atunes y haber comido en El Campero, uno de los mejores sitios para comer atún de la zona. Otro plan es cruzar a Marruecos y hacer compras por allí, salen barcos desde Algeciras cada media hora. Planes hay de sobra…

Por la tarde llegamos pronto y estuvimos descansando en la piscina… la zona de la piscina es amplia, tiene una cocina con barbacoa y comedor abajo y unos vestuarios decorados con motivos morunos, muy útiles.  Los chicos empezaron a preparar la barbacoa e improvisamos una mesa. La carne fue cayendo una detrás de otra… y yo no sé si fue el vino o qué, pero cada trozo estaba más rico. Espectacular la carne de retinto. Nos bebimos 6 botellas entre 8 así que os podéis imaginar lo contentos que íbamos… hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien.

IMG_0090

IMG_0084

IMG_0103

IMG_0116.JPG

A la mañana siguiente cada uno fue amaneciendo, y organizamos brunch en casa. Huevos fritos, pan, tomate, jamón del rico, fruta, yogures…

IMG_9941

 IMG_9995

Tras el brunch con pena recogimos nuestras cosas, cogimos por última vez la furgo en la que nos habíamos movido todo el puente, y volvimos a la estación de Algeciras. Viendo las fotos solo puedo pensar en volver.

Ahora que está preparada podéis alquilar esta joyita escondida… Como la acabamos de sacar al mercado sigue estando disponible para este verano . Os dejo el link de Airbnb y la página web -muy básica- que le hice yo misma a la casa (los precios en la web no están actualizados pero así vesis más fotos). Si alguien tiene interés también me puede escribir a mí directamente, que siempre es preferible e igual os podemos hacer precio! Os recuerdo mi mail: amesapuestacorreo@gmail.com.

http://loscedros.org/

https://www.airbnb.es/rooms/12716549?guests=10&check_in=2016-07-04&check_out=2016-07-11

Un abrazo,

Paula