Cinco menús ligeros y sabrosos

¿De verdad pensabais que me dedico a cenar torrijas, beber vino y comer arroz con albóndigas sin engordar? Nada más lejos de la realidad. No pertenezco a ese reducido –y francamente afortunado- grupo de personas. Soy una mortal más, de las que engorda inevitablemente si abandona el deporte y la comida sana.

Desde hace unos meses estoy trabajando MUCHO más de lo normal, y no he tenido tiempo de cuidarme como habitualmente. El lunes decidí que ya era suficiente, y -aunque no tenía pensado subir nada de mi “semana de comida light”- no me ha parecido mal compartir mis ideas de recetas sanas y ricas, que intentan alejarse de la pechuga de pollo a la plancha.

He sacado tiempo de donde no lo tenía, consultado a mi hermana (experta en vida sana) y planeado el menú de mi semana. Las fotos no son las mejores pero espero que os sirvan de inspiración.

No es ninguna dieta milagro ni tampoco demasiado estricta. Nunca he creído en la pérdida de peso rápida. Creo que es cuestión de cuidarse un poco y crear hábitos de vida saludables (ahora que lo pienso esa frase ha sonado a sección de revista femenina).

Lunes 

Desayuno: dos tostadas de pan de semillas con medio aguacate, aceite de oliva y sal, junto con un té con sacarina. A media mañana un plátano.

Comida: Verduras rehogadas con solomillo y soja, la receta aquí (arroz no incluido). Un yogur desnatado de postre. A media tarde una manzana.

Cena: puerro con huevo y tabasco. Está bastante rico la verdad. Para hacerlo (dos personas) cortamos unos 4 puerros finitos y ponemos en una sartén con una cucharada de aceite y medio vaso de agua. Tapamos unos minutos hasta que se pochen un poco y añadimos unas 8 gotas de Tabasco. Volvemos a tapar. Cuando vemos que está hecho hacemos un hueco en el centro y echamos los dos huevos, tapamos dos minutos hasta que sea hagan un poco y sacamos de la sartén. Mmmm

IMG_6370

Martes

Desayuno: dos tostadas de pan de semillas con jamón york ferrarini (está de muerte) y aceite de oliva, junto con un té con sacarina. También me tomé un pequeño trozo de tarta de chocolate que sobró de una prueba del domingo. A media mañana un plátano.

Comida: salmón con eneldo a la plancha y ensalada de tomate y cebolleta. No tengo foto porque lo tuve que hacer corriendo por la mañana para llevármelo al despacho. No tiene secreto: un buen filete de salmón, con sal, pimienta y eneldo seco, bien embadurnado, y a la plancha. Hice una ensalada con dos tomates, cebolleta y aliño de mostaza.

Cena: tallarines de calabacín con salsa de anacardos. Estaba de locos.

Ingredientes: un calabacín por persona, un paquete de anacardos, el zumo de un limón, medio ajo, albahaca, sal y pimienta.

Preparación: ponemos los anacardos a remojo una hora. Hacemos los noodles de calabacín. Para ello los rallamos (con un pelador en juliana, una mandalina o una máquina especial para esto). Para la salsa metemos en un vaso de batidora los anacardos, el medio ajo (pequeño), un poco de sal, el zumo de un limón y 7 hojas grandes de albahaca. Servimos los calabacines y la salsa de anacardos por encima.

 

IMG_6411.JPG

Miércoles

Desayuno: dos tostadas de pan de semillas con jamón, aceite de oliva y sal, junto con un té con sacarina. Y otro pequeño trozo de tarta de chocolate (la misma que la del lunes, que se iba a poner mala 😉 A media mañana un plátano.

Comida: Ensalada de quinoa, albahaca, mango, cebolleta y aguacate con aliño de aceite y limón. Buenísima y perfecta para llevarme el tupper a la oficina.

IMG_6415

Cena: crema de calabaza. Receta aquí.

Jueves

Desayuno: medio bocata de lomo con tomate, junto con un té con sacarina. A media mañana un bowl de fruta mixta.

Comida: pollo provenzal con champiñones.

Ingredientes: filetes de pollo, hierbas provenzales (las venden hechas en el corte inglés), limón y champiñones. Ponemos a macerar las pechugas con las hierbas provenzales y el zumo de limón un par de horas. Sacamos y hacemos los filetes a la plancha. Los champis los hice también a la plancha con un poco de ajito y perejil.

Cena: langostinos con curry, coco y espinacas, de mis platos preferidos junto a los noodles y la pizza de coliflor (que subiré en cuanto acabe de escribir el post). Receta aquí.

Viernes: 

Desayuno: dos huevos revueltos, con sal y pimienta, dos rebanadas de pan integral y un té con sacarina. A media mañana un plátano.

Comida: tacos de atún con sésamo y espárragos trigueros a la plancha, buenísimo… Receta aquí. 

Cena: almejas con merluza y coliflor. Y unos cuantos vinitos blancos que nos bajamos, no vamos a mentir. Receta aquí.

Yo perdí 1,4 kilos, aunque es verdad que yo pierdo peso fácilmente. La idea de estas recetas sanas (que seguiré subiendo) no es perder peso rápido sino comer sano y que adelgazar sea algo gradual, comiendo cosas ricas y originales, que no sean demasiado complicadas de hacer.

En todo caso, no era posible subir este “recetario” sin incluir lo que en derecho llamamos “Disclaimers”, es decir, advertencias para el público en general: (i) no soy dietista ni entiendo un carajo de alimentación. Lo mío son las leyes y las cosas ricas (ii) he perdido peso porque suelo comer mucho y cuando dejo de comer mi cuerpo lo nota más de lo normal (iii) he hecho 30-40 minutos de ejercicio 4 días esta semana. 

Seguiré subiendo recetas sanas y sabrosas, espero que os animéis conmigo y sigáis disfrutándolas tanto como yo!