Carpaccio de champiñones con aceite de trufa y parmesano

El otro día invité a mis amigos a comer a casa un risotto de boletus, y de primero quería algún entrante ligero que acompañase un poco el estilo del almuerzo, y se me ocurrió estrenar mi mandolina con dos carpaccios: uno de champiñones y otro de calabacín. Dos entrantes sanos, fáciles y con pocos ingredientes.

Estaban tan buenos que la verdad es que no sabría con cuál quedarme…

Ingredientes

Una cajita de champiñones portobello enteros (unos 250 gramos)

Queso parmesano

Piñones tostados (yo solo los encontré crudos y les di un toque rápido de horno para tostarlos)

Aceite de trufa

Una mandolina (es un instrumento para rallar las cosas finitas. También puedes utilizar un chuchillo afilado)

Preparación

Rallamos los champiñones con la mandolina, para que queden finitos, y servimos sobre un plato haciendo una especie de espiral. Rallamos parmesano y echamos por encima. Ponemos unos piñones y un chorreón de aceite de trufa, que pondremos al servir. Si echamos el aceite antes de servir en la mesa lo chupará todo el parmesano.

Si lo preferís, podéis también probar con calabacines. Yo para dos platos grandes usé dos calabacines ecológicos, los lavé bien, los corté finitos con la mandolina sin pelar, rallé el parmesano, puse pimienta molida por encima, un chorrito de limón y aceite de oliva virgen. Igual la opción del calabacín es más fácil para empezar, ya que los champiñones son algo más blandos para la mandolina.

IMG_3394

IMG_3390

IMG_3391

Por cierto, así quedó la mesa puesta. Me encantan los claveles de la foto, así como antiguos. Los compré en Flores Miguel (http://www.floresmiguel.com/), que está cerca de casa. Tiene un dueño encantador y muy profesional, y precios razonables para lo que es la zona. Nos liamos a hablar y me acabé enterando de que fue el que hizo los arreglos florales de la boda del príncipe.

El bajo plato lo compré en Marrakech y el resto es de Zara Home. Apretaditos pero con estilo.

IMG_3383.JPG