La caleta: el mejor pescaíto frito de Madrid

Es uno de mis sitios preferidos, al que suelo ir cuando echo de menos mi tierra, Cádiz. Nada más entrar ya me siento en casa: el acento de los camareros, todos gaditanos, con su guasa habitual, la mesas bajas al estilo caseta, música de Camarón de fondo, los langostinos de Sanlúcar de aperitivo, paredes encaladas, ventanas de rejas, balcones con flores (de plástico) y hasta un mosaico de azulejos con la Virgen de las Penas… La Caleta se trae un trocito de Cádiz a Madrid.

La apertura de su segundo local ha sido el impulso definitivo para un restaurante en el que priman los papelones de pescaíto frito hecho al momento en aceite de calidad: salmonetes -de esos pequeñitos que ya no se encuentran-, puntillitas, boquerones ortiguillas, chocos, tortillitas de camarones o bienmesabe.

IMG_3131

IMG_3132

Hasta hace poco no había más que pescaíto frito y alguna ensalada (yo siempre pido la Piriñaca, con tomate, pimiento verde, cebolla y lomos de melva canutera), pero el cambio a un local mayor les ha permitido incorporar otros platos como el atún (que aprobó con éxito), guisos caseros (papas con choco, rabo de toro con garbanzos, berza gitana –que tanto me recuerda a mi abuela-), ensaladilla rusa, papas aliñás… No te puedes ir de allí sin probar la carne mechada, que está de locos, y además puedes pedir media ración.  Si pedís el atún y os gusta tirando a crudo pedidlo punto menos, al punto es hecho del todo.

Aún les falta por mejorar los postres… se salva el tocinillo de cielo, aunque siempre es una buena idea compartir un papelón de quesos payoyos (con leche de oveja o cabra de la Sierra de Grazalema) acompañados de cuadraditos de membrillo.

Un sitio sin pretensiones, con comida de calidad y muy auténtico. Deseando volver.

La Caleta

Dirección: calle Santa Isabel 38, Lavapiés

Teléfono:  645 388 077 (de martes a domingo)

Precio medio: 20€