¡Hoy toca carne!

Llevaba tiempo queriendo probar esta receta. Mi amiga Pilar siempre me decía “¡está tirada!” pero yo miraba la carne, tan rica y rosada… y pensaba “sí… para ella que es una cocinitas…”.

Parte del espíritu de este blog es iniciar en la cocina a gente que no suele cocinar pero que le encanta comer. Bien porque no tiene tiempo (como es mi caso), no le apetece dedicarle una tarde entera a la cocina o simplemente se le da mal. Vamos, -salvo excepciones- la mayoría de mis amigos y conocidos.

Esta receta es perfecta: tiene pocos ingredientes, la ejecución es simple y sale… de chuparse los dedos.

Ingredientes (para unas seis personas)

Rabillo de cadera, creo que la pieza pesó cerca de 900 gramos

Mostaza (si es Maille mejor)

Brandy

Aceite de oliva virgen, sal y pimienta

FullSizeRender

Ejecución

  • Salpimentamos la carne dentro de una fuente

IMG_1398

  • Embadurnamos la carne con mostaza por todas partes y lo dejamos macerar (mínimo dos horas). Si la cena es por la noche, lo hago por la mañana y la dejo todo el día.

IMG_1472

  • Ponemos la pieza de carne en la sartén con dedo y pico de aceite, con el fuego medio-tirando a alto.  Con la carne en la sartén ponemos un buen chorreón de brandy (yo conté hasta 5).
  • Le damos 4 vueltas de cinco minutos cada una a la carne. Es decir, Lado 1 (5 minutos), Lado 2 (5 minutos), Lado 1 (5 minutos), Lado 2 (5 minutos). Cocinado así quedará rosita como en la foto, si nos gusta menos hecho podemos quitarle un minuto a cada vuelta.
IMG_1404
Lado 1, primera vuelta de 5 minutos
IMG_1414
Lado 2, primera vuelta de 5 minutos
IMG_1420
Lado 1, segunda vuelta de 5 minutos

Vigilad que no se os queme la salsa, hay que estar atento para bajar el fuego y sacarla en cuanto pasen los minutos indicados.

Podemos acompañarlo de patatas o una simple ensalada verde con cebolleta y aliño de mostaza, que le va muy bien.

IMG_1458

 

FullSizeRende,r

 

IMG_1464

De primero puse un simple bloc de foie, de calidad, con sal maldon y pimienta molida por encima y lo serví con unas tostadas. Desgraciadamente no tengo foto, me lo comí sin acordarme que tenía un post que publicar -aún no me acostumbro a esto de ser bloguera-.

El vino con el que acompañamos la cena es un vinazo, Chateau Vieux Mauvinon, de saint-Emilion, 2010 (PVP: 16,20€), y un descubrimiento bastante reciente. La mitad de mi familia es francesa, así que en mi casa bebemos bastante vino de origen francés.

Lo encontramos gracias a Lulu, una amiga de la familia, antigua propietaria de L’Assiette, un pequeño restaurante francés. Lulu se granjeó su fama en París gracias a su amor por la cocina y sus platos sencillos pero elaborados, en cuyo local se mezclaban políticos con conocidos cocineros que simplemente tenían ganas de comer bien, y donde yo tenía la suerte de ir con mi padrastro durante mi época universitaria. Sigo soñando con su Ille Flottante (una especie de isla de merengue que flota sobre una cama de caramelo. De llorar. Tengo la receta, prometo subirla cuando me anime con ella!).

Desgraciadamente Lulu ya no tiene restaurante, pero vive feliz en la campiña y viene a visitarnos a Cádiz cuando puede, y yo siempre intento que me pase recetas. La última vez probamos una pasta con bogavante alucinante. Como veis, se me acumula el trabajo.

IMG_1439

La mesa que preparamos para el festín quedó así:

 IMG_1425

IMG_1422

Espero que os animéis con la receta.